• Zector 51

El Tri y su triste canción de reggaetón: en un intento desesperado por seguir vigente


Nadie puede poner en duda la prolífica trayectoria de El Tri, tampoco su aportación a la cultura popular en México y su importancia como banda dentro del rock nacional, sin embargo, después de 52 años y 34 discos de estudio (12 de ellos como Three Souls in my Mind), hay muy poco que a la banda encabezada por Alex Lora le quede por aportar a un mercado musical donde todo está al alcance de un clic.


No obstante, la banda parece interesada en mantenerse vigente a toda costa, no como una propuesta artística fresca, sino como una empresa exitosa, o al menos así lo hizo parecer el anuncio de su concierto de aniversario.


Alex Lora dio a conocer que el pasado 24 de octubre la banda realizó un show de aniversario en vivo a través de redes sociales, esto como medida ante la contingencia sanitaria generada por el covid-19.


También detalló que entre los invitados se encontraron: Margarita “La Diosa de la Cumbia”, Sabo Romo, Beto Cuevas, Mario Bautista y algunos influencers (sin detallar sus nombres). Estas dos últimas menciones, hablan del momento que vive El Tri, pues al incluir a un cantante de reggaetón como Bautista, más que ser una fusión musical, da la impresión de querer dirigirse a donde las tendencias actuales apuntan. La idea acaba por cuajar con la invitación a “influencers”.


Artistas como Los Ángeles Azules o La Sonora Santanera han relanzado sus carreras al invitar a músicos a colaborar, en el caso de los primeros incluso podríamos hablar de un nuevo tipo de cumbia, pero en el caso de El Tri la idea es más un intento desesperado por sobrevivir, ya que es incongruente reunirse con un género antitético al rock.


Esta situación debería preocupar a Mario Bautista, pues el público rockero no suele ser benévolo con los reggaetoneros y mucho menos cuando siente que las cosas se hacen solo por obtener dinero. Puede que la estrategia termine por salirle al revés a Lora, ya que a lo anterior hay que agregarle que su base sólida de fanáticos está compuesta por “rockeros duros” y arriba de los 40 años, a los que suele costarles aún más abrirse a la experimentación.


De cualquier forma, este movimiento parece embonar con la dinámica que desde hace años ha seguido El Tri, pues desde su cambio de nombre ha apelado por tener éxito comercial y su recurrencia a utilizar, por ejemplo, símbolos religiosos, aparecer en cualquier programa de televisión o firmar canciones sobre temas de coyuntura.


Los últimos tiempos lo han acentuado con la constante participación de Celia Lora (hija del músico) en escándalos mediáticos o los intentos de Alex por meterse en la discusión pública al dedicar, durante un concierto, gritos homofóbicos al presidente López Obrador.


El Tri es una banda referencial en el rock mexicano, pero hace mucho dejaron de ser una propuesta seria, solo hace falta revisar las fechas de creación de sus temas más importantes.


La parte más sustancial de su legado se ubica en los años 80, dentro del género conocido como rock urbano, pero en él también han perdido relevancia, ya que otras agrupaciones como Tex-Tex, El Haragán, Sam Sam, Banda Bostik o hasta el fallecido Charlie Montana, representan el extremo opuesto al camino que ha seguido la banda de los Lora, pues aunque puedan gustar más o menos, siempre se mantuvieron fieles a una escena underground que hoy les ha dado un sitio de culto, mientras que el grupo de Alex acabará extraviado entre el deseo por seguir siendo y los recursos del viejo Three Souls in my Mind y sus tocadas legendarias.

5 vistas0 comentarios

© 2020 ZECTOR51 . Creado por Caro Ramírez

Tel. Cabina 9995762063

  • Facebook
  • Twitter
  • YouTube
  • Instagram