• Zector 51

El espectáculo visual que no te puedes perder de los volcanes de Colima


Tanto el Nevado de Colima como el Volcán de Colima forman una cadena de norte a sur de volcanes en pareja.


El Complejo Volcánico de Colima consta de tres centros volcánicos, el más antiguo y erosionado Volcán Cántaro, cuya altitud es de 2 mil 900 metros sobre el nivel del mar, al norte; el ahora extinto y gran volcán Nevado de Colima, de 4 mil 240 metros al sur del Cántaro, y el activo Volcán de Colima, de 3 mil 860 metros al sur de la zona de subducción en la Trinchera Mesoamericana.


Tanto el Nevado de Colima como el Volcán de Colima forman una cadena de norte a sur de volcanes en pareja. Estas bellezas naturales de México han sido capturas por las lentes de varios fotógrafos. ¡No te pierdas este espectáculo visual!


El fotógrafo colimense, Hernando Rivera, quien ganó en la categoría de Mejor Fotografía en 2018 del National Geographic PhotoContest, nos deja esta joya del volcán más activo de México. El fotógrafo logró captar el momento en el que un rayo se funde con una nube de humo y cenizas durante una "tormenta sucia", fenómeno climático poco frecuente, que acontece cuando un volcán hace erupción.


El fotógrafo Carlosisbrown, como se hace llamar en instagram, también nos comparte esta hermosa foto del mismo coloso colimense, el cual se estima que se formó durante el Pleistoceno tardío, esto es, casi paralelamente al surgimiento del Homo sapiens. De acuerdo con estudios topográficos, su superficie está formada de rocas jurásicas y rocas calizas cretácicas, rocas sedimentarias marinas y formaciones graníticas de la era cuaternaria.


La última erupción de este volcán ocurrió en 2017, sin embargo este coloso y dios del fuego para los purépechas, tiene una larga historia de erupciones: 1560, 1980, aunque su actividad más explosiva se dio en los años 1585, 1622, 1890, 1903, 1913, 2003 y 2005, incluso debido a las erupciones registradas en 1869 y 1878 nació "el volcancito".


La actividad tan frecuente de este volcán ha volcado la atención de los científicos y fotógrafos hacia él, no solo porque debe ser observado para mantener a salvo a las poblaciones aledañas, sino también porque el gigante de fuego ofrece espectáculos visuales bellos.

6 vistas0 comentarios

© 2020 ZECTOR51 . Creado por Caro Ramírez

Tel. Cabina 9995762063

  • Facebook
  • Twitter
  • YouTube
  • Instagram