• Zector 51

El análisis de sangre es una nueva herramienta potencial para controlar las infecciones


Una nueva técnica de análisis de sangre podría proporcionar información vital sobre la inmunidad de una comunidad a enfermedades infecciosas, incluida la malaria y el covid-19, según publican sus autores en la revista 'Nature Medicine'.

La prueba de diagnóstico analiza una muestra de sangre para revelar marcadores inmunes que indican si una persona estuvo expuesta a una infección y cuándo. Fue desarrollado para rastrear las infecciones de malaria en las comunidades, para ayudar a eliminar la malaria mortal recurrente, pero ahora se está adaptando para rastrear la inmunidad al COVID-19 con más detalle que las pruebas existentes.

Este nuevo enfoque de diagnóstico de la malaria tiene el potencial de mejorar la vigilancia de enfermedades infecciosas. Esto podría ser especialmente beneficioso en países de bajos ingresos, donde puede permitir a las autoridades de salud rastrear la propagación de una enfermedad como la malaria en una comunidad y destinar recursos donde más se necesitan.

La investigación fue dirigida por investigadores del Instituto Walter y Eliza Hall, Australia; Instituto Pasteur, Francia; y la Universidad de Ehime, Japón.

La exposición a virus, parásitos o bacterias desencadena respuestas inmunes que conducen a la circulación de anticuerpos en la sangre. Estos anticuerpos pueden permanecer durante años, pero con el tiempo cambia la cantidad de diferentes tipos de anticuerpos.

La nueva técnica de diagnóstico permite a los investigadores observar en detalle las cantidades de los diferentes anticuerpos en la sangre, para determinar con precisión si una persona ha estado expuesta a una infección en particular y, lo que es más importante, cuándo, destaca el profesor Ivo Mueller, quien dirigió la investigación y tiene cargos tanto en el Instituto Walter y Eliza Hall como en el Instituto Pasteur.

"Muchas pruebas de inmunidad dan una respuesta simple 'sí o no' a si alguien tiene anticuerpos contra el agente infeccioso –explica–. En contraste, nuestra prueba, que se desarrolló inicialmente para observar las infecciones de malaria, puede determinar cuánto tiempo hace que una persona estuvo expuesta a una infección".

"Esta información es extremadamente valiosa para rastrear la propagación de una infección en una población. Particularmente en países de bajos ingresos, puede no ser posible controlar la propagación real de la infección, pero es muy útil observar retrospectivamente si la infección ha sido propagación y para analizar la efectividad de los programas de control de infecciones y responder al resurgimiento de la enfermedad ", añade.

El equipo estableció esta investigación para comprender la propagación de la malaria 'vivax' recurrente. El parásito que causa esta forma de malaria, el más extendido en el mundo, puede ser transportado en estado latente por las personas y luego volver a despertar para continuar propagándose la enfermedad, causando desafíos significativos para el control de la malaria.

El profesor Mueller anuncia que su equipo en Melbourne y Francia ahora estaba aplicando los sistemas que han establecido para la malaria para detectar la inmunidad al coronavirus que causa el covid-19.

"Ya hemos comenzado a estudiar la sangre de las personas que han tenido infecciones por covid-19 para documentar los tipos de anticuerpos que portan –avanza–. En los próximos seis meses esperamos haber descubierto cómo estos anticuerpos cambian con el tiempo, lo que significa que podemos usar esta información para explorar la inmunidad en grupos más amplios en la comunidad".

"Esta no es una herramienta para diagnosticar a personas individuales, sino para controlar la propagación de la enfermedad de covid-19 en las poblaciones. En países de Asia-Pacífico, África o América Latina es posible que se propague sin ser detectado en algunas regiones durante el próximo año, especialmente mientras los gobiernos tratan de aflojar las restricciones de cierre. Esta prueba podría ser de incalculable valor para informar estas decisiones", asegura.

La investigadora y autora principal del Instituto Walter y Eliza Hall, la doctora Rhea Longley, destaca que el análisis de sangre para la malaria había sido validado con muestras aportadas por personas que viven en regiones endémicas de malaria de Brasil, Tailandia y las Islas Salomón.

"Nuestras investigaciones confirmaron que la prueba podría detectar personas que habían sido infectadas con 'P. vivax' en los nueve meses anteriores, y que por lo tanto estarían en riesgo de infecciones recurrentes de malaria", continúa.

"Esta información permitirá una mejor vigilancia y despliegue de recursos en áreas donde permanece la malaria, y un tratamiento dirigido de individuos infectados –añade–. Esto podría ser una gran mejora en cómo se controla y finalmente se elimina la malaria vivax".

El desarrollo adicional de la prueba de sangre para la malaria recibió un impulso reciente con fondos de una Subvención de Desarrollo del NHMRC del Gobierno de Australia, que comenzó en 2020.

"Trabajaremos con la compañía australiana de biotecnología Axxin para desarrollar una prueba de diagnóstico para la malaria que pueda desplegarse en el campo, en función de los marcadores inmunes identificados por nuestras pruebas de laboratorio –apunta el profesor Mueller–. Planeamos continuar los ensayos clínicos que investigan cómo nuestra prueba puede guiar los esfuerzos de eliminación de la malaria, y tener una prueba de campo rápida será un aspecto importante de esto".

10 vistas

© 2020 ZECTOR51 . Creado por Caro Ramírez

Tel. Cabina 9995762063

  • Facebook
  • Twitter
  • YouTube
  • Instagram