top of page

Estamos en 

Logopresidionegro (2).png

Periódico

  • Foto del escritorZector 51

Depresión, la principal causa mundial de discapacidad


La depresión es un trastorno mental que crece cada vez más a nivel global. Según la OMS, se estima que alrededor del 5% de la población mundial sufre este trastorno. En México, esta cifra es aún mayor.


De acuerdo con el INEGI, en 2021 el 15.4% de los mexicanos padecen de síntomas de depresión. En mujeres, esta cifra asciende a 19.5%.

La comunidad universitaria es especialmente susceptible a sufrir depresión debido al incremento de estresores como los compromisos académicos, el distanciamiento con sus familias, la disminución de la red de apoyo y el incremento de la ansiedad , según un estudio de la Universidad de Manizales en Colombia.


Depresión causa discapacidad

Al ver estas cifras, no es sorpresa que la Organización Mundial de la Salud (OMS) califique la depresión como “la principal causa mundial de discapacidad”, además de que contribuye bastante a la morbilidad mundial. Una de las teorías más influyentes para explicar este trastorno es que hay un desbalance químico en el cerebro. Es decir, que el cerebro no produce sustancias químicas, especialmente un neurotransmisor llamado serotonina, que afectan el estado de ánimo de las personas.


Sin embargo, un reciente estudio conducido por la doctora Joanna Moncrieff de la University College London encontró que no hay evidencia certera para afirmar que esa sea la causa de la depresión. Esto cambia radicalmente lo que creemos saber sobre la depresión, ya que la tesis del desbalance químico es la justificación más importante para el uso de antidepresivos.


Creencias peligrosas

En el estudio mencionan algunas encuestas en las cuales se señala que hasta 80% del público cree que la depresión es resultado de un desbalance químico. Esta percepción del público es sumamente peligrosa, ya que esta creencia moldea cómo las personas entienden sus estados de ánimo.


Lleva a expectativas negativas sobre la posibilidad de controlar sus propios estados de ánimo, como menciona el estudio. Esta idea errónea ha llevado a diagnósticos y tratamientos equivocados por décadas. Se le ha vendido esta idea al público sin que realmente haya una evidencia empírica sobre su efectividad. Pero, si al público no le benefician estos medicamentos, ¿a quién sí?


En su libro A Myth of the Chemical Cure: A Critique of Psychiatry Drug Treatment, publicado en 2008, la doctora Moncrieff comenta que el amplio uso de fármacos y prescripciones de antidepresivos para tratar trastornos mentales han “servido a los intereses de la profesión psiquiátrica, la industria farmacéutica y el estado moderno”.


Estos intereses son los que le han hecho creer a las personas que hay una “cura química”, como afirma la doctora, que puede mejorar su vida y que solo se puede conseguir mediante la terapia psiquiátrica. Esta teoría no se aleja del todo de la realidad, en especial cuando consideramos que la industria farmacéutica tuvo ganancias que sumaron 1.42 billones de dólares en 2021 a nivel mundial, de acuerdo con Statista.


Consideraciones en el tratamiento de la depresión

Este estudio expone temas que debemos tomar en cuenta al momento de recibir tratamiento psiquiátrico. Aunque la evidencia que encuentra la doctora es contundente, valdría la pena impulsar aún más investigación al respecto.


En varios casos, resulta difícil para las personas creer que los antidepresivos y tratamientos farmacológicos son totalmente inútiles, ya que muchos sí perciben un verdadero efecto y mejoramiento en su vida.


Conversando con un psiquiatra sobre este tema me hizo ver que tampoco podemos irnos al extremo de no recetar nada. Sin embargo, como alguien que ha estado rodeada de personas con trastornos mentales desde una temprana edad, creo firmemente en que es necesario integrar otro tipo de estrategias y no solo recurrir a una receta que al final puede funcionar, pero puede que no.

95 visualizaciones0 comentarios

Commentaires


bottom of page