Estamos en 

Logopresidionegro (2).png

Periódico

  • Zector 51

Día Nacional de la Aviación: así fue la vez que el Escuadrón 201 ganó una guerra


Quizá te ha llamado alguna vez la atención saber la razón por la que una estación del Metro de la Ciudad de México tiene un nombre como “Escuadrón 201” o si alguna vez te ha tocado visitar la Primera Sección de Chapultepec en el poniente de la capital mexicana, y entre sus múltiples tesoros te has encontrado con un monumento en honor a varios pilotos mexicanos.


Así es, México rinde cada año un sentido homenaje a sus héroes que participaron durante la mayor conflagración bélica de la que se tiene registro en la historia moderna del mundo, nos referimos a la Segunda Guerra Mundial, misma que se realizó entre los años 1939 y 1945. Recordemos que los países del Eje (Italia-Alemania y Japón) tenían una lucha armada en contra de los países aliados, liderados por Estados Unidos y entre ellos se encontraba México.

México tuvo que entrar a la conflagración por la agresión que sufrió un barco denominado “Potrero del Llano”, el 13 de mayo de 1942, México protestó por ese ataque, ya que se mantenía neutral en el conflicto, sin embargo, un par de días después, la flota naval alemana atacó otro barco, el ‘Faja de Oro’, lo que generó la muerte de 23 tripulantes mexicanos.


La declaración de estado de guerra fue decretada por el presidente Manuel Ávila Camacho, y hacía constatar que México y los países del Eje se encontraban en estado de guerra desde el 22 de mayo de 1942.


Esto causó que el 8 de mayo de 1944, se anunciara la participación del Escuadrón 201, de la Fuerza Aérea Mexicana, para que hicieran frente en la guerra.


El General Manuel Ávila Camacho, señaló que existía "el compromiso moral de coadyuvar al triunfo común contra las dictaduras nazi fascistas".


El envío de tropas al teatro del Pacífico ratificaría la posición de nuestra nación para tomar la resolución que exigía el honor de la patria, defendiendo así los valores supremos de libertad y respeto entre las naciones.


El personal fue seleccionado de entre pilotos y mecánicos de la Fuerza Aérea; del Estado Mayor, del Cuerpo Médico y de comunicaciones del Ejército, así como de personal civil habilitado como armeros de materiales de guerra. La Fuerza Aérea Expedicionaria Mexicana, quedó bajo el mando del Coronel Piloto Aviador Antonio Cárdenas Rodríguez y el Escuadrón 201 al mando de Capitán 1/o. Piloto Aviador Radamés Gaxiola Andrade.


En el frente de batalla filipino

El día 16 de julio de 1944 se pasó revista a los cerca de 300 hombres de la Fuerza Aérea Expedicionaria Mexicana (Escuadrón 201) en el campo de Balbuena y el día 24 de julio de 1944; el personal se trasladó a Estados Unidos para realizar adiestramiento avanzado con el propósito de crear una fuerza capaz de operar en forma independiente, empleando aviones de caza P-47 en las bases aéreas norteamericanas de Randolph Field y Greenville en Texas y Pocatello, Idaho.


El día 29 de diciembre de 1944, el Senado de la República autorizó al presidente el envío de tropas a ultramar, decidiendo el gobierno de México que sus fuerzas participaran en la liberación de las Filipinas, debido a los lazos históricos y culturales existentes entre ambas naciones.


El 23 de febrero de 1945, en la base norteamericana de Majors Field, Texas, la Fuerza Aérea Expedicionaria Mexicana fue abanderada en ceremonia solemne por el General Francisco L. Urquizo, entonces Subsecretario de la Defensa Nacional, en representación del Presidente de la República. El Escuadrón 201 salió de San Francisco, California a bordo del buque "Fairisle" el martes 27 de marzo de 1945, con destino a Manila, Filipinas.


La unidad desembarcó en Manila el 1/o. de mayo de 1945 y quedó establecida en el fuerte Stotsenburg y en Porac, en el área del Campo Clark, realizando el adiestramiento avanzado de combate, en tierra y en vuelo.


La Fuerza Aérea Expedicionaria Mexicana quedó integrada al 58/o. Grupo de Pelea, del Quinto Comando de Pelea, de la Quinta Fuerza Aérea, realizando sus misiones de combate bajo este encuadramiento táctico a partir del 4 de junio de 1945.


La Fuerza Aérea Expedicionaria Mexicana (Escuadrón 201) condujo 96 misiones de combate apoyando a las fuerzas terrestres aliadas. Participaron activamente en los bombardeos de Luzón y Formosa, hoy Taiwán. En total se volaron mil 842 horas en el pacífico, de las cuales: mil 970 horas fueron en misiones de combate; 591 horas en zona de combate y 281 horas voladas de entrenamiento previo.


Al teatro del pacífico se trasladaron 289 elementos mexicanos, murieron en combate 5 y uno por enfermedad; En Estados Unidos murieron 4 elementos en entrenamiento.


Después de combatir valerosamente, la Fuerza Aérea Expedicionaria Mexicana (Escuadrón 201) fue trasladada en reserva a Okinawa entrando victoriosa a la capital de la República Mexicana el día 18 de noviembre de 1945.

71 visualizaciones0 comentarios