Estamos en 

Logopresidionegro (2).png

Periódico

1/68
  • Zector 51

Cuatro destinos para los viajeros conscientes


Cuando, en 1970, se celebró el primer Día Mundial del Medio Ambiente, el turismo se consolidaba como una industria masiva al mismo tiempo que se enfrentaba, por primera vez, a una contradicción fundamental: por un lado, se encontraban nuestras ganas de explorar el mundo con la misma voluntad de aventura que nos ha impulsado a mapear seis continentes y a pisar la Luna; por el otro, la certeza de que nuestros viajes afectan el equilibrio ambiental en el planeta.


Un estudio publicado en 2018 por Nature Climate Change afirmaba que, entre 2009 y 2013, el turismo fue responsable del 8% de las emisiones de gases invernadero en el planeta. Y esta tendencia, impulsada, principalmente, por los vehículos que animan nuestras travesías –aviones, en primer lugar, pero también cruceros, autos y trenes– no hará más que aumentar, mientras sigamos viajando.


Sin embargo, de nuevas tecnologías de transporte que promueven el ahorro de energía a destinos, como los que señalamos en esta página, que han implementado prácticas de sostenibilidad revolucionarias, el sector se acerca, poco a poco, al ideal que dicta que la mejor manera de conocer y homenajear al planeta es protegiéndolo.


Riviera Maya

A pesar de que el desarrollo acelerado de una infraestructura turística que, de acuerdo con algunos estimados, en 2019 llegó a recibir hasta 40 mil visitantes al día y comprometió la integridad ambiental de algunos de sus sitios más paradisíacos, en años recientes, el corredor turístico del Caribe Mexicano ha visto la llegada de algunas de las propuestas hoteleras más sostenibles en el país.


Finlandia

Erigida en torno a cuatro principios –“respeta, atesora, disfruta y ama”– la oferta turística del país nórdico que presume el aire más limpio en el planeta, ha hecho un gran esfuerzo por transmitir a sus visitantes, el espíritu de conservación natural y cultural que caracteriza a sus habitantes. Aquí, incluso las guías turísticas contemplan consejos y acciones que promueven un turismo más consciente.


Eslovenia

Con la antigua ciudad de Liubliana –que desde hace más de dos décadas ha sabido aumentar su popularidad como destino turístico sin poner en riesgo la integridad medioambiental de su territorio– como base para explorar el resto del país, Eslovenia presume una irresistible colección de paisajes naturales que incluyen cimas alpinas, playas sobre el golfo de Trieste, viñedos y bosques profundos.


Palau

Un paraíso en el Pacífico Occidental que, a lo largo de los años, ha sabido resistir la tentación de permitir la construcción de grandes resorts y aeropuertos que detonen un turismo desmedido, Palau reafirmó su espíritu de conservación cuando, en 2017, se convirtió en el primer destino en exigir a sus visitantes que firmen una carta compromiso para proteger al ecosistema durante su estadía.


52 visualizaciones0 comentarios