• Zector 51

Cuánto contamina un crucero


En los últimos 40 años la industria turística de cruceros ha experimentado un gran incremento, ya que el número de personas que elige pasar sus vacaciones a bordo de ellos se ha multiplicado considerablemente, adquiriendo estos una enorme importancia como factor económico a nivel mundial.


Sin embargo, detrás de unas maravillosas vacaciones disfrutando del mar abierto, existen grandes consecuencias para el medio ambiente. Estos buques no solo emiten gases de efecto invernadero a la atmósfera, sino que también generan grandes cantidades de residuos, aguas residuales y aguas de sentina. Se podría decir que un crucero es el medio de transporte más contaminante y perjudicial para el medio ambiente.


Es difícil imaginar cuánto contamina un barco turístico o cuánto CO2 emite un barco, ya que depende de muchos factores, como el tipo de fuel usado, las dimensiones del crucero y la distancia recorrida, entre otros. Sin embargo, sí que se puede saber cuáles son todos los contaminantes que producen este tipo de transporte.


Los cruceros emiten gran cantidad de residuos, por un lado están las aguas residuales, como las aguas grises procedentes de las duchas, piscinas, lavadoras, lavabos, etc. Estas contienen fosfatos, cloro, bacterias patógenas, nutrientes de jabones y detergentes, entre otras sustancias dañinas.


También se emiten aguas negras procedentes de los baños, estas son aquellas que contienen aguas fecales, restos orgánicos, papel; en definitiva, cualquier cosa que se deposita en el retrete. Y, por último, dentro de las aguas contaminantes están las aguas de sentina que son las que proceden de los motores y turbinas, es decir, aceites usados e hidrocarburos varios.


Además, dentro de los residuos que emiten los cruceros también se generan residuos muy tóxicos para el medio ambiente como metales pesados, bombillas, baterías, benceno, xileno, PVC, ácidos y metales pesados del material fotográfico, fármacos, entre otros, que proceden de todos aquellos farmacéuticos, actividades fotográficas, de las tintorerías y muchos otros servicios que se ofrecen en los cruceros.


A todos estos residuos hay que añadir todas aquellas emisiones que se producen por la combustión del combustible, no solo usado para los motores, sino también para el mantenimiento de todos los sistemas eléctricos del crucero. Los humos producidos contienen sulfuros y óxidos de carbono y nitrógeno, tales como NOx, SO2, CO o CO2 o hidrocarburos aromáticos policíclicos (PAH’s) y partículas en suspensión.


El impacto ambiental de los cruceros empieza a darse desde el consumo de materias primas hasta el ruido que emite el barco. A continuación, hablaremos de todos aquellos impactos ambientales que producen estos buques turísticos:


  • El elevado consumo de materias primas para la fabricación de los cruceros, además de todas aquella usadas para el marketing de promoción de cruceros, reduciéndose así los recursos naturales.

  • Todas aquellas emisiones de sulfuros y óxidos de carbono y nitrógeno, tales como NOx, SO2, CO o CO2 o hidrocarburos aromáticos policíclicos (PAH’s) y partículas en suspensión. Alteran la calidad del aire, así como la calidad de los mares y océanos y, por lo tanto, afecta a toda la biodiversidad que se encuentra habitando estas zonas.

  • Los desechos y aguas residuales incrementan la sobrefertilización del mar y como consecuencia aumenta la cantidad de algas incrementando el proceso de eutrofización produciéndose de esta manera una falta de oxígeno en el agua. Sin dejar atrás que tanto los desechos y las aguas residuales son una amenaza para las especies marinas.

  • Contaminación del mar por petróleo afectando no solo a la calidad del agua, también a las especies marinas provocando su muerte.

  • Daños en los arrecifes de coral, ya que muchas rutas de cruceros navegan muy cerca de las mismas, poniendo en peligro la vida submarina de estas zonas únicas en cuanto su riqueza.

  • Contaminación acústica por los motores y las hélices del barco.

  • Impacto sobre el suelo por el movimiento de masas que se apilan en un mismo destino, por ser el crucero típico que la gran mayoría elige para realizar, por ejemplo, un crucero por el mar Caribe.

  • Para conocer más sobre estos efectos, te recomendamos leer estos otros artículos sobre la Contaminación marina, sus causas y consecuencias y Por qué se contamina el aire.

¿Qué contamina más un crucero o los coches?

Según un informe de Transport & Environment un crucero contamina como 100 millones de coches. Son cifras realmente alarmantes, por lo que urge un control de las emisiones en los océanos.


Además, muchos de los buques turísticos usan combustibles más económicos, un precio que es más barato generalmente por su peor calidad y, por tanto, son más contaminantes. Otro motivo más de por qué los barcos son tan contaminantes.


¿Qué contamina más un crucero o un avión?

El crucero es más contaminante que el avión, ya no solo porque emite mayor cantidad de CO2, también porque los barcos generan una gran cantidad de residuos que acaban en el mar siendo una amenaza directa y grave para las especies marinas y la calidad de los cuerpos de agua.

4 vistas0 comentarios

© 2020 ZECTOR51 . Creado por Caro Ramírez

Tel. Cabina 9995762063

  • Facebook
  • Twitter
  • YouTube
  • Instagram