• Zector 51

Cuándo regar las plantas


El riego es uno de los puntos más importantes del cuidado de cada planta y, por ello, debe prestarse siempre especial atención en este. Sin un riego adecuado, ninguna planta puede desarrollarse bien y, aunque cada una tiene necesidades de riego que pueden ser muy diferentes, es importante tener en cuenta algunos puntos en común a la mayoría de especies de plantas.


¿Te preguntas cada cuánto regar las plantas? Hay que tener presente que las necesidades de agua de cada planta son diferentes, así como que cuando hablamos de riego puede ser tan perjudicial para la planta quedarse cortos como excederse.


Las especies de plantas más resistentes a la sequía, como las plantas crasas y las de zonas secas, tienden a soportar bastante mal los excesos de humedad. Si las riegas demasiado y encharcas su sustrato, es muy probable que sufran el ataque de hongos o sus raíces se pudran y la planta puede acabar, incluso, muriendo.


Asimismo, los bulbos, en general, no toleran los excesos de riego una vez han formado el bulbo subterráneo en sí y humedades demasiado altas les dañarán.


Otras plantas, en cambio, no toleran la humedad en sus hojas, y deben ser regadas por goteo o con el método del plato lleno de agua bajo la maceta para evitar que los hongos se asienten sobre sus hojas.


Y en el polo opuesto encontramos muchas especies de plantas tropicales, que requieren de humedad constante, tanto en la tierra como en el ambiente, para poder desarrollarse adecuadamente y florecer. En este tipo de plantas, es importante mantener unos niveles adecuados de humedad en su sustrato, y regar siempre que notemos que la capa superficial del mismo se ha secado en exceso.


No hay ninguna regla de oro que sirva para todas las especies, pero en general debes evitar siempre los encharcamientos independientemente del tipo de planta y sus necesidades concretas. Incluso las especies que requieren de más humedad y de riegos constantes tienden a preferir un suelo con muy buen drenaje en las macetas y en el terreno para mantener un sustrato húmedo, pero nunca encharcado.


Cómo saber cuándo las plantas necesitan agua

Presta atención a tus plantas a diario y, de este modo, podrás observar las señales visibles que ellas mismas dan cuando necesitan más o menos agua. Ten en cuenta estos factores para saber si las plantas necesitan agua y hay que regarlas o no:

Por ejemplo, si en invierno tus camomilas necesitaban ser regadas cada 15 días, con la llegada de los meses calurosos es seguro que necesitarán de más agua. La mayoría de plantas pasan los meses fríos en un estado vegetativo en que precisan de mucha menos humedad y nutrientes, pero este proceso se invierte en los meses de primavera y verano.


Si los bordes de las hojas amarillean o ves los pétalos de sus flores secarse prematuramente, es probable que la planta necesite de un mayor aporte de agua o bien, que necesite más sombra.


Otro detalle en el que puedes fijarte es en el propio sustrato. Excepto las especies más resistentes a la sequía, la mayoría de plantas deben ser regadas cuando la capa superficial (hasta 2 o 3 cm de profundidad) del sustrato aparece seca y quebradiza.


Si, por el contrario, tu planta parece perder fuerza en sus tallos, que caen lánguidos, o algunas de sus hojas o partes muestran manchas oscuras por el ataque de hongos o la pudrición, probablemente, la planta esté soportando niveles de humedad excesivos. En tal caso, riégala menos y ponla al sol.


Errores comunes a la hora de regar plantas

Hay algunos fallos o errores muy comunes en el riego de plantas. El más habitual de ellos, especialmente entre los menos experimentados en la jardinería y horticultura, es el regar en exceso. Como ya hemos dicho, hay señales para ver cuándo una planta se está regando demasiado y hay que pensar que encharcar su maceta difícilmente le hará ningún bien.

Otro fallo común es intentar regar las plantas en vacaciones a base de encharcarlas antes de marcharse. Eso solo debilitará a la planta mientras el exceso de humedad le dure, para dejarla después sensible a la sequía una vez el agua se evapore. Lo mejor que puede hacerse en estos casos es usar sistemas de riego casero por goteo, como los que pueden hacerse con un simple recipiente de agua y varios cordones. Aquí te contamos más sobre Cómo regar las plantas en vacaciones.

También es común el error de regar todas las plantas con la técnica de espolvorear agua sobre sus hojas y flores. Mientras que hay especies que precisan de esta práctica en algunos climas, otras no la toleran nada bien, por lo que es vital informarse bien de qué tipo de riego necesita cada planta que tenemos en casa.

Por último, está el sistema de riego por plato bajo la maceta. Es cierto que algunas especies determinadas, en las que conviene mantener la humedad alejada de la parte superior de la planta, se benefician de este sistema. Pero en otras ocurre justamente al contrario, y las raíces son especialmente sensibles a la humedad. No practiques esta forma de riego por inmersión sin informarte antes de si a esa planta en concreto le conviene.

4 vistas0 comentarios

© 2020 ZECTOR51 . Creado por Caro Ramírez

Tel. Cabina 9995762063

  • Facebook
  • Twitter
  • YouTube
  • Instagram