• Zector 51

Coronavirus no infecta al cerebro pero sí provoca daños neurológicos


¿El coronavirus infecta directamente al cerebro? La respuesta a esta pregunta ha generado todo un debate entre la comunidad científica, pues hay expertos que lo afirman y otros que lo descartan.


Un nuevo estudio realizado por el Centro Médico Irving de la Universidad de Columbia, en Estados Unidos, se inclina por la respuesta negativa, sin embargo reconoce la alta capacidad del virus para provocar importantes daños neurológicos.


La investigación, publicada en la revista Brain, analizó autopsias de fallecidos por Covid-19 y no pudo encontrar ningún rastro del coronavirus en el interior de las células cerebrales.


Coronavirus: Cambios neurológicos en el cerebro serían provocados por la inflamación

Lo que sí encontraron fueron “muchos cambios patológicos” en los cerebros. James Goldman, líder del estudio, dijo que esto podría explicar por qué los enfermos graves de Covid-19 experimentan confusión, delirio y otros efectos neurológicos, mientras los casos leves llegan a tener niebla cerebral durante semanas o meses.


Los autores del estudio consideran que los cambios neurológicos identificados en los pacientes de Covid-19 podrían deberse a la inflamación que provoca el virus en otras partes del cuerpo o en los vasos sanguíneos del cerebro.


A estas conclusiones llegaron tras analizar 41 cerebros de fallecidos durante la hospitalización, con una edad de entre 38 y 97 años, de los que aproximadamente la mitad fueron intubados y todos tenían daños pulmonares.


¿Por qué otros estudios han encontrado rastros del coronavirus en el cerebro?

El estudio recurrió a diversos métodos para encontrar rastros del coronavirus, como la hibridación “in situ” del ARN, la detección de proteínas virales dentro de las células, y la técnica RT-PCR, sin encontrar pruebas del coronavirus en las células cerebrales.


Lo que sí hallaron fueron niveles muy bajos de ARN viral mediante RT-PCR, lo que se debería a la presencia del coronavirus en los vasos sanguíneos o en las leptomeninges que cubren el cerebro.


“Hemos examinado más cerebros que otros estudios y hemos utilizado más técnicas para buscar el virus. La conclusión es que no encontramos pruebas de ARN o proteínas virales en las células cerebrales”


Respecto a los estudios que sí afirman haberlo detectado en las neuronas o en la glía (células encargadas de asegurar la supervivencia de las neuronas), el equipo presume que sería “resultado de contaminación y que cualquier virus en el cerebro está contenido dentro de los vasos sanguíneos” del órgano.

10 vistas0 comentarios