Estamos en 

Logopresidionegro (2).png

Periódico

  • Zector 51

Conoce Cartesiano, el primer resort urbano de bienestar todo incluido de México


Una de las consecuencias innegables de la pandemia ha sido la revaloración de la salud física y mental.


Largas jornadas de trabajo, problemas de insomnio y sedentarismo, una alimentación desbalanceada y una fuerte dependencia de la tecnología y las redes sociales han causado estragos en nuestra salud a lo largo de los últimos años.


Para muchos, la aparición del covid-19 en el panorama ha sido una oportunidad de hacer un alto y de restablecer prioridades; también ha sido una invitación a reinventarnos.


Si bien ya tenía algunos años en operación, el hotel Cartesiano, localizado en el centro histórico de Puebla, ha sido uno de los establecimientos que se ha replanteado sus objetivos y su vocación a la luz de los eventos de los últimos meses. De este modo, a partir de enero de 2021, se convirtió en el primer centro urbano de bienestar todo incluido de México.


Con sus programas integrales, Cartesiano ofrece hoy experiencias que están a la altura de los mejores wellness retreats del mundo y sus protocolos son una muestra de ellos. Tras el llenado de un cuestionario en línea y una consulta previa a la estancia con los expertos en salud del resort, los huéspedes pueden elegir el programa que más se ajuste a sus necesidades salud del sueño, salud regenerativa, bienestar general y transformación de vida así como el período de estancia que puede ser de 4, 7, 14 o 21 días.


Todos ellos se han diseñado apoyándose en cinco pilares fundamentales –ritmo, vibración, nutrición consciente, regeneración y movimiento–y, en la modalidad todo incluido, incluyen tratamientos faciales y corporales, un plan de alimentación, actividades a lo largo del día como clases de yoga y respiración, meditaciones acompañadas de sonoterapia y, desde luego, tiempo libre para disfrutar de las instalaciones y los alrededores de la propiedad. De la mano del equipo del hotel, los huéspedes pueden crear un programa diario de actividades a la medida de sus objetivos y necesidades.


La experiencia inmersiva comienza con un ritual de bienvenida y con una sesión de orientación a cargo del personal médico, con quien se revisa cada parte del programa y se afinan detalles, tras aclarar cualquier duda. Una vez que se han cubierto estos pasos, los huéspedes solo tienen que estar listos para desconectar, relajarse y dedicar tiempo al cuidado de su salud.


Una mención muy especial merecen los equipos de la más avanzada tecnología que se emplean en algunos de los tratamientos. De la marca alemana Gharieni, cuentan con aparatos como el Welnamis, que a a través de ondas binaurales y terapia vibracional induce a estados de relajación profunda; iDome, que mediante luz infrarroja y calor ayuda a procesos de desintoxicación; Celliss, para terapias reductivas y reafirmantes; y Psammo Concept, para llevar a cabo terapias con arena caliente.


Esto sin mencionar los masajes, tratamientos corporales y faciales, realizados por expertos terapeutas con productos de marcas como Naturopathica. En lo que respecta a la alimentación, el menú fue creado por la chef Esmeralda Brim y se basa principalmente en el uso de ingredientes locales y orgánicos.


Si bien, los objetivos de cada huésped pueden ser distintos, todos pueden estar seguros de que entre todas las opciones encontrará opciones que se ajusten a sus gustos y necesidades. De bebidas como jugos preparados al momento, licuados, bebidas funcionales, infusiones y atoles, hasta platillos por demás originales como el Maizotto una suerte de risotto preparado con maíz cacahuzintle y hongos– y recetas a base de proteínas como pollo, carne y pescado, e incluso, un tradicional mole, las opciones son muy diversas y completas.


Es así como las 60 habitaciones del hotel, sus jardines, instalaciones como el salón de sonoterapia, el spa y la biblioteca, se vuelven espacios en los cuales los visitantes podrán adquirir herramientas –técnicas de respiración, nuevos hábitos alimenticios, rutinas de sueño– que, una vez concluido sus programas, ayudarán a crear nuevos hábitos que les ayuden a mantener el equilibrio en su vida diaria.

49 visualizaciones0 comentarios