Estamos en 

Logopresidionegro (2).png

Periódico

  • Zector 51

Concierto especial de Ricardo Montaner en Monterrey


Llegó tan enamorado del público regio que a Ricardo Montaner no le resultó difícil compartir ese libro abierto de su historia musical y cantarlo de una forma por demás romántica, simpática, entonada, también tierna y divertida.


Su concierto de anoche resultó especial no sólo por el lleno total que se apuntó, la razón principal es que lo dedicó a su nietecita, a Índigo, la hija de Evaluna Montaner y Camilo, que en unas horas cumpliría su primer mes de vida.

“Traigo en este último mes una emoción muy particular, mañana cumple un mes mi chiquilla y quiero dedicarle esta noche, que Dios te bendiga”, comentó Ricardo ante una audiencia que celebró este momento antes de interpretar “Yo Sin Ti”.

“Monterrey es mi vida”. El venezolano sabe la fórmula para trasladar a la audiencia a la cima del cielo a través de sus entrañables canciones que los regios han hecho suyas con el paso de los años. Por eso cuando las 10 mil 500 personas reunidas en la Arena Monterrey (según cifra oficial), escucharon el latir de un corazón que anunció el inicio del show, a las 21:37 horas, y luego se proyectaron en las pantallas imágenes de sus videos como hojas de libro, sus fans recibieron a Montaner con un aplauso fuerte. Y todavía no cantaba.

Siempre moderno, el cantante vistió saco rosa, jeans oscuros y tenis blancos coordinados con su camisa de seda en el mismo tono, para plantarse ante la audiencia y entonarles la primera de la noche, “Tan Enamorados”.


Siempre moderno, el cantante vistió saco rosa, jeans oscuros y tenis blancos coordinados con su camisa de seda en el mismo tono, para plantarse ante la audiencia y entonarles la primera de la noche, “Tan Enamorados”.


Su orquesta se lució al acompañar a Montaner en éxitos como “Será” y “El Poder de tu Amor”.


“Buenas noches, ¿cómo está la familia?”, preguntó.

“Hemos postergado esta reunión desde hace dos años y medio (por la pandemia). Para nosotros es una fortuna podernos encontrar esta noche, saber que quienes tenían las entradas desde hace dos años decidieron conservarlas y esperar a que Dios dijera el momento.


“Se vendieron todas las entradas y esto lejos de aumentar el ego, toca el alma del artista”, expresó el cantautor de 64 años.


El artista ofreció su concierto número 22, luego de la reactivación y con su nueva gira.

“¿Ustedes sabían que Monterrey está en el récord Guinness por ser el público que más fuerte canta cuando vienen los artistas a la Arena?”, preguntó ante el asombro y sonrisas de los regios.


“A mí me asalta esa duda y me puede romper mi corazón”, agregó.


Pero esa duda la despejó rápido cuando llegó “Solo con un Beso”, pues se armó un coro masivo a capela.


Y así se demostró lo que dijo Montaner, cuya corazón se aceleró y su risa se escuchó fuerte.


La rumba se puso buena con la llegada de “Vamos Pa' La Conga”, porque todos se pusieron a bailar. Se coronó así como el rey de esta fiesta. Y los regios lo van a extrañar.

153 visualizaciones0 comentarios