• Zector 51

Con el nuevo rastreador de coronavirus, Apple y Google finalmente pueden obtener su gran oportunidad


Durante años, Apple y Google han soñado con irrumpir en el enorme mercado de la salud personal. El presidente ejecutivo de Apple, Tim Cook, dijo que quiere que la tecnología de la salud sea considerada la “mayor contribución” de Apple a la humanidad, y solicitó la aprobación de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) para que los últimos relojes de Apple puedan monitorear el ritmo cardíaco. Google ha invertido cientos de millones en investigaciones sobre envejecimiento, cáncer y neurociencia. Ambos han adquirido nuevas empresas de salud y han cazado furtivamente a ejecutivos de salud.


Pero quizás ningún esfuerzo pueda dar a las compañías un punto de apoyo en la industria del cuidado de la salud (de un billón de dólares) como su plan conjunto, anunciado a principios de este mes, para rastrear la propagación del coronavirus.


La tarea es enorme: al incorporar capacidades de monitoreo de enfermedades en prácticamente todos los teléfonos inteligentes del planeta, los gigantes tecnológicos esperan crear un sistema de advertencia covid-19 que abarque todo el mundo. Pronto, potencialmente millones de personas podrían tener sus primeras interacciones con Apple y Google en un contexto relacionado con la salud.


Convencer a grandes audiencias para que piensen en Apple y Google como actores naturales en el espacio de la salud probablemente abrirá aún más puertas para las empresas en el burocrático sector de la salud, altamente regulado y enormemente complejo.


Hay muchas maneras en que la iniciativa podría fallar. Es posible que no atraiga a suficientes usuarios para ser efectivo. Los gobiernos pueden rechazar la tecnología. Y dentro de años, el proyecto podría ser recordado dentro de la industria del cuidado de la salud como otro ejemplo de las crecientes ambiciones de Big Tech que superan su capacidad de generar resultados.


Una falla de alto perfil para ganar la confianza de los usuarios, las agencias de salud pública y los socios de la industria podría “volver a perseguir a Apple y Google” en futuras iniciativas de salud, señaló Joy Pritts, experta en privacidad de la salud y exasesora principal de privacidad y seguridad en el Departamento de Salud y Servicios Humanos. Pero si pueden lograrlo, según ella y otros expertos, finalmente podría establecer las credenciales de Apple y Google con el público como jugadores líderes y confiables en el campo de la salud, allanando el camino para oportunidades aún mayores.

0 vistas

© 2020 ZECTOR51 . Creado por Caro Ramírez

Tel. Cabina 9995762063

  • Facebook
  • Twitter
  • YouTube
  • Instagram