Estamos en 

Logopresidionegro (2).png

Periódico

  • Zector 51

Cientos de líderes religiosos piden prohibir terapias de conversión


Unos 400 líderes religiosos de todo el mundo lanzaron este miércoles 16 de diciembre una petición global a revocar las prohibiciones de las relaciones entre personas del mismo sexo y a emprender acciones para terminar con las llamadas terapias de conversión LGBT +.


En la actualidad, 69 estados miembros de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) prohíben el sexo gay, según el Informe de Homofobia 2020, publicado el martes por la Asociación Internacional de Lesbianas, Gays, Bisexuales, Trans e Intersex (ILGA World).


Solo Brasil, Ecuador, Malta y Alemania han instituido leyes a nivel nacional para prohibir las terapias de conversión, cuyo objetivo es alterar la orientación sexual o la identidad de género de una persona.


En otros países, como en México, los proyectos de ley en contra de estas prácticas siguen avanzando en el poder legislativo.


Llamado contra las terapias de conversión, "un paso importante hacia la igualdad": Gran Bretaña

El llamado fue impulsado por la organización benéfica Ozanne Foundation y contó con el respaldo de líderes religiosos de 35 países, incluidos representantes de las principales religiones del mundo, y la ex presidenta irlandesa Mary McAleese, integrante destacada de la Iglesia Católica Romana.


El anuncio, que marca el lanzamiento de la Comisión Interreligiosa Global sobre Vidas LGBT +, se realizará el miércoles en una conferencia virtual de representantes religiosos mundiales financiada por el Ministerio de Relaciones Exteriores de Gran Bretaña (FCDO).


Wendy Morton, ministra de Relaciones Exteriores de Gran Bretaña, consideró que la declaración marca "un paso importante hacia la igualdad", al calificar a las terapias de conversión como "una práctica aborrecible y debe detenerse".


"Apoyamos plenamente su llamado a poner fin a la violencia, la discriminación y la criminalización en curso de la conducta entre personas del mismo sexo en 69 países"


Líderes religiosos reconocen culpa por ofensas hacia la comunidad LGBT+

Por su parte, Mary McAleese consideró que la declaración conjunta representaba "un pequeño paso hacia la lucha contra la (homofobia)".


"Es un paso necesario para recordar a los sistemas de fe del mundo y a las personas de fe que tienen una obligación con sus conciudadanos que también tienen derecho a la plena dignidad de su humanidad y la plena igualdad de derechos humanos"


La declaración también reconoce “con profundo pesar” que a lo largo de los siglos….


Las enseñanzas religiosas han “causado y siguen causando un profundo dolor y ofensa a quienes son lesbianas, gays, bisexuales, transgénero, queer e intersexuales”


Al respecto, Laura Janner-Klausner, ex rabino principal para reformar el judaísmo, que agrupa a 41 sinagogas independientes, dijo que la declaración se trataba en parte de reconocer que "nuestras religiones ... todavía tienen mucho de lo que somos culpables".

4 visualizaciones0 comentarios