Estamos en 

Logopresidionegro (2).png

Periódico

  • Zector 51

Checo Pérez cierra segundo en el Gran Premio de Japón y Verstappen logra bicampeonato en F1


Vencedor de un Gran Premio de Japón interrumpido durante alrededor de dos horas debido a la lluvia que caía este domingo en el circuito de Suzuka, el neerlandés Max Verstappen fue declarado campeón del mundo de Fórmula 1 en una confusión general tras una penalización a su rival monegasco Charles Leclerc (Ferrari) poco después del final de la carrera.


Al término de una carrera que había sido interrumpida en la tercera vuelta de la primera salida, debido a las condiciones meteorológicas y a dos abandonos, Verstappen (Red Bull), tras una segunda salida más de dos horas después, cruzó la línea de llegada delante de Leclerc y de su compañero mexicano Sergio Pérez (Red Bull).

Pero Leclerc, segundo en el Mundial, fue finalmente penalizado con cinco segundos y perdió su plaza en beneficio de Pérez.


Este cambio de posiciones permitió al holandés de 25 años ser coronado como campeón del mundo por segunda temporada consecutiva.


Al principio, el propio Verstappen asumió que debía esperar a otra carrera para ser campeón del mundo.


"El campeonato hubiera sido genial haberlo ganado aquí, pero tenemos otra oportunidad en la próxima carrera", dijo, pensando ya en el Gran Premio de Estados Unidos.


Pero en ese momento, Leclerc recibió una penalización de cinco segundos por haberse salido de la pista en la última vuelta y haber "sacado ventaja" de ello respecto a Pérez, que le perseguía.


"El primer título fue un poco más emotivo, el segundo es más bonito", señaló Verstappen, que entra en el círculo de los 17 pilotos con más de un título.


Penalización a Leclerc

Verstappen había dominado con autoridad una carrera acortada debido a su interrupción, entrando en meta con 26 segundos de ventaja sobre Leclerc, que al final serían 31 tras la sanción, y 27 respecto a Pérez.


Verstappen cuenta ahora con una ventaja de 113 puntos sobre Pérez, que pasó a ser segundo del Mundial, y 114 sobre Leclerc, por lo que ya no puede ser alcanzado cuando restan un máximo de 112 a ganar en las cuatro últimas carreras.


La carrera, en la que el español Fernando Alonso (Alpine) terminaría en séptima posición, fue recortada ya que debe pararse tres horas después de la salida inicial, disputándose al final 28 vueltas de las 53 previstas.


Según el reglamento, en caso de carrera "suspendida" y que "no pueda ser reanudada", se aplica un baremo de puntos diferente: es necesario realizar más del 75% de la distancia prevista para que todos los puntos sean atribuidos. Pero este punto del reglamento no era aplicable en Japón ya que la carrera se pudo terminar.


"No pensaba haber ganado el título, ya que no sabía si iba a tener la totalidad de los puntos", señaló Verstappen.


Mattia Binotto, patrón de la escudería Ferrari, dijo estar "confuso" y pensaba que todos los puntos no iban a ser atribuidos a Verstappen (que habría ganado solo 19 puntos, insuficientes para asegurarse el título).


Otro motivo de confusión: los pilotos no sabían cuándo iba a tener lugar la última vuelta. Como estaba claro que la carrera no iba a poder terminarse, la prueba concluye en este caso tres horas después de la salida inicial (es decir a las 17h00 locales, 08h00 GMT).


"Enhorabuena a Max, es un título totalmente merecido", reconoció Leclerc, ante un rival que lleva 12 triunfos en 18 carreras.


Cuando restan cuatro, Verstappen se convierte en uno de los campeones más precoces. El alemán Michael Schumacher en 2002 y el británico Nigel Mansell en 1992 lo hicieron mejor logrando el título mundial a respectivamente seis y cinco grandes premios del final.


Tras salir en pole position en esta 18ª carrera de la temporada (de 22), Verstappen mantuvo la cabeza, en la primera salida a las 14h00 locales (05h00 GMT), pese al buen comienzo y el intento de adelantamiento por parte de Leclerc.


Primero muy difíciles para los pilotos, incómodos con la lluvia y el agua, las condiciones mejoraron tras la segunda salida, al calmarse la lluvia.


Dos abandonos al principio

"No se veía nada. Me sorprendió que se diera la salida, era peligroso", reaccionó el tailandés Alex Albon (Williams), que abandonó debido a problemas mecánicos.

El español Carlos Sainz (Ferrari) también abandonó tras un accidente.


La carrera fue parada para permitir la evacuación de los dos autos.


Fue en ese momento en que el francés Pierre Gasly (AlphaTauri) vio en la pista un vehículo de asistencia.


Un incidente que provocó el enfado del francés: "¡Es inaceptable ! ¿Cómo es posible? No puedo creerlo".


Este hecho recordaba el accidente que causó la muerte al francés Jules Bianchi en este mismo circuito en 2014.

141 visualizaciones0 comentarios