1/48
  • Zector 51

Causan destrozo por intento de estafa


Vigilantes del INEGI fueron víctimas de un intento de estafa, quienes recibieron una llamada del supuesto director, y causaron destrozos en las oficinas de la dependencia en Mérida. 


Todos sucedió en hora de la madrugada de ayer en el edificio ubicado en la calle 60 por 39 y 41, donde los vigilantes rompieron puertas, cajones y escritorios, en busca de dinero que con urgencia necesitaba el supuesto director. 


Incluso, con un pico, destrozaron el cajero automático de Banamex en un intento por conseguir el dinero que requería el supuesto director. 


Los destrozos fue producto de un engaño telefónico a los vigilantes, pero tuvo que intervenir la Policía Estatal.


Uno de los vigilantes recibió la llamada donde su interlocutor se identificó como el director del INEGI y le pidió que fuera por unos cheques y dinero que estaban en la caja fuerte, pues tenía una urgencia. 


Le dijo que buscará por todos lados y que si fuera necesario rompiera puertas y escritorios para dar con la caja.  


Junto con su compañero siguió las instrucciones y con un pico y hacha rompió las puertas de varias oficinas dentro de la dependencia.


Al no hallar la caja, los trabajadores fueron instruidos por el director, en otra llamada, para que abrieran el cajero de Banamex que hay dentro de la dependencia federal. 


Intentaron abrirlo, pero no pudieron, lo que evitó que se concretará el engaño, pues en realidad se trató de un viejo truco que usan delincuentes foráneos para obligar a los empleados a tomar dinero del negocios o dependencias. 


Hasta el sitio llegaro los elementos de la SSP porque se activó la alarma por el intento de robo al cajero, descubriendo así el engaño a los vigilantes. 


Cabe señalar que uno de los vigilantes grabó todo lo que hizo su compañero siguiendo las instrucciones del supuesto director. 

81 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Estamos en 

iktan tv logo.png
Logopresidionegro (2).png

Periódico y TV