Estamos en 

Logopresidionegro (2).png

Periódico

  • Zector 51

¿Cómo saber si debo cambiar de trabajo? 5 señales que debes tomar en cuenta


De acuerdo con datos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), revela que los mexicanos trabajamos en promedio 2,255 horas al año, o un poco más de 43 horas a la semana, así que el tiempo que le dedicamos al trabajo repercute en todas nuestras demás actividades y al bienestar emocional de uno... pero cuándo es momento de cambiar de trabajo o qué señales debemos reconocer para decidirnos a un cambio.


Incluso si formas parte de la fuerza laboral seguro te has preguntado cada cuánto es recomendable cambiar de trabajo, los expertos opinan que lo mejor es darle entre uno y tres años, ya que los primeros 12 meses son clave para acoplarte, entender y conocer lo suficiente de la empresa en la que estás laborando.

Seguro te ha pasado que aquellos que cambian constantemente de empleo, que en dos meses ya están buscando otro o su curriculum parece eterno con tanto cambio también es mal visto por los reclutadores, por ello, los expertos recomiendan por lo menos cumplir mínimo la regla de los 12 meses para no generar alarmas entre los reclutadores de RH.


Identifica 5 señales que debes tomar en cuenta para hacer un cambio


1. En tu área no hay posibilidad de desarrollo.

Aunque cuando pensamos en crecimiento en una empresa inmediatamente lo visualizamos en un aumento económico, no lo es todo; tener crecimiento profesional en una compañía ayudará a no sentirte estancado, que no eres valorado o incluso el interés que le pongas a tus actividades diarias podrían verse afectadas, si llevas años en la misma compañía y no hay para dónde crecer, seguramente tu trabajo no está siendo valorado y es momento de pensar en un cambio.


2. Tienes una mala relación con tus jefes y no estás de acuerdo con los valores de la empresa.

Es muy importante mantener una relación -ni siquiera de amistad- pero sí profesional con tu jefe o jefa para dar los mejores resultados, pero qué sucede cuando la relación es mala y ni siquiera lo puedes ver porque es evidente una mala convivencia entre ustedes.


Esto es un importante indicio para analizar qué tanto vale la pena continuar en un empleo donde la relación con quien te evaluará y en algún momento podría promoverte si ni siquiera pueden verse. Ahora si has intentado conciliar con tu jefe y no hay avances, es momento de considerar un cambio.


Estar en sintonía con los valores de una empresa, quieras o no, ayudará a tu crecimiento en la misma; las diferencias éticas y morales en cómo la compañía opera influirá mucho en cómo te sientes en ella.


3. Estás bajo mucho estrés

Estar bajo mucho estrés es el pan de cada día en cualquier compañía, pero cuando tu salud mental incluso física se está viendo comprometida, es momento de revalorar un cambio de empleo.


El burnout o síndrome de estar quemado de acuerdo con la doctora Rocío Arocha es un estado de cansancio mental, emocional y físico que surgen como resultado de exigencias agobiantes, de estrés crónico o de insatisfacción laboral. Es fundamental reconocer los síntomas para que no llegue a ser incapacitante. Y sin duda alguna es una buena señal de que tu vida necesita un cambio.


4. Cero compañerismo

Aunque la mayoría sabemos que no venimos hacer amistades en el empleo, la relación con los compañeros de trabajo puede ser motivo de dejar atrás a la compañía, ya que el acoso psicológico en el trabajo también conocido como mobbing puede traerte consecuencias negativas como ansiedad, depresión, desmotivación laboral o simplemente no querer estar más tiempo en la empresa.


Recordemos que el acoso laboral puede darse entre compañeros, superiores o subordinados, y esto puede afectar a trabajadores de cualquier tipo de empresa. Así que sí detectas que estás sufriendo esto, tienes varias opciones; cómo denunciarlo, tratar de conciliar con la persona y en caso de que esto esté afectando tu rendimiento laboral incluso salud mental considéralo una señal para buscar un cambio.


5. Tus habilidades no coinciden con tus objetivos e intereses personales.

Puede ocurrir que eres muy bueno haciendo algo operativo en tu trabajo, sin embargo, no lo disfrutas y terminas haciéndolo porque así debe ser. No es tan sencillo alinear tus intereses personales con tu actividad profesional pero tampoco es imposible y si esto requiere que cambies de empleo, es una señal que debes considerar.


Tu puesto puede llegar a quedarte muy pequeño para las habilidades que has adquirido a lo largo del tiempo y el que no disfrutes solo logrará que lo que haces puede mermar tu desarrollo en la compañía.

168 visualizaciones0 comentarios