top of page

Estamos en 

Logopresidionegro (2).png

Periódico

  • Foto del escritorZector 51

¿Cómo mejorar mi relación de pareja? 3 claves para evitar la ruptura


Las relaciones de pareja son complejas y es que cada persona suele tener posturas, ideologías, opiniones y formas de actuar totalmente diferentes que pueden llegar a causar conflictos.


Pero que se pueden trabajar de forma asertiva para mejorar y fortalecer el vínculo; de lo contrario, las peleas, reclamos y distanciamiento empezarán a hacerse más frecuentes hasta el punto en el que el amor o enamoramiento se esfumen y en su lugar llegue la ruptura.

Afortunadamente el truene se puede prevenir si la pareja trabaja en equipo para evitar situaciones que los lleven a las peleas; sin embargo, para conseguirlo es necesario aplicar ciertas claves básicas que incluyen el respeto, la comunicación, establecer límites y acuerdos, además de aceptar y entender que dos personas por muy enamoradas que estén nunca pueden ser iguales.


Lo anterior ocurre por sus historias de vida que los llevaron a forjar personalidades y realidades distintas que responden de una u otra forma. ¿Cuáles de ellas aplicas para mejorar tu noviazgo o matrimonio?


¡Nunca pierdan el respeto!

Seguramente alguna vez has escuchado que el respeto es uno de los pilares más importantes para mantener todo tipo de relaciones como las familiares, de amistad, laborales y por supuesto en el noviazgo, pues cuando éste se pierde el vínculo también resulta afectada de forma significativa.


Algunas de las "red flags" de las que hay que tener cuidado tanto nuestras o del ser amado son las burlas, humillaciones, comentarios sarcásticos e incluso invalidar las opiniones, sentimientos o experiencias del otro.


Es por ello que en situaciones como compartir una opinión distinta, lo ideal es tratar de llegar a un balance y evitar a toda costa las discusiones acaloradas o subidas de tono, para en su lugar respetar cada una de las posturas y con ello evitar la incomodidad y la falta de confianza.


Y si esto no ocurre, hay que hacerle saber a nuestra pareja la molestia ante ello para que también ponga de su parte y evite ciertos comportamientos que pueden herirte.


La comprensión es clave

Entre las claves para que un noviazgo o matrimonio funcionen está la comprensión, pues es de no procurarla las peleas comenzarán a hacerse muy frecuentes y por cosas insignificantes.


Así que si tú y tu ser amado buscan evitar la ruptura, es muy importante que comiencen a aceptarse tanto juntos, como separados y hay que prestar especial atención en esto último. Pues si bien muchas veces estamos con alguien por cosas en común, es imposible coincidir en todo y sin duda esto puede llevar a los desacuerdos.


Un truco para llevar a esta comprensión es procurar entender tanto sus gustos, sus responsabilidades y además apoyarle en lo que sea posible; es decir, que si tenían una cita romántica un viernes por la noche y horas extra en el trabajo terminan arruinando la reunión, hay que evitar las molestias y en su lugar ser más comprensibles. Por otro lado, cuando la raíz del problema son cosas más personales, brindarle un respaldo y compañía puede servir para forjar aún más el vínculo.


No todo son los acuerdos implícitos

Al estar en una relación la dinámica nos puede llevar a tener aspectos implícitos que varían según las personas, algunos de ellos pueden ser respetar las actividades del otro y trabajar en todo lo posible; sin embargo, hay muchos otros acuerdos que si no se dialogan no tendrán solución y entonces los problemas tarde o temprano llevarán a la ruptura.


Es por ello que ya sea durante el noviazgo o incluso en el matrimonio la comunicación siempre debe de ser primordial y una de las claves con las cuales manejar los malentendidos.


De esta forma las conversaciones y la confianza que existe en la pareja ayudará a que no todo se trate de los detalles implícitos que se van asumiendo por ambas partes conforme pasa el tiempo, sino también se abrirá la oportunidad para hablar de las cosas que no les gustan, causan molestia o hasta celos.


La mejor parte es que al poner en palabras cada disgusto se puede llegar al establecimiento de acuerdos y límites para que todo fluya de la mejor manera; un ejemplo muy común es que quienes prefieren el tiempo de calidad sugieran a su amado que cuando estén juntos los celulares o distracciones deben de evitarse en la medida de lo posible.

574 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page