Estamos en 

Logopresidionegro (2).png

Periódico

  • Zector 51

¿Cómo evitar la cruda después de una noche de fiesta? Tips para curártela sin morir en el intento


Siempre llega al último y nadie la quiere; ¿qué es? A todos nos ha pasado; después de una noche de copas con familia o amigos, despertamos con una resaca, o ‘cruda’ como se le conoce popularmente, que no nos deja seguir con nuestra vida normalmente.


Ya sea moral o física, la cruda es la forma que tiene el cuerpo de cobrarnos factura, uno de los peores sentimientos que sufrimos de vez en cuando; y aunque solemos arrepentirnos y juramos no volver a beber nunca más, estos pensamientos se esfuman tan pronto como se acerca otra fiesta.

Si quieres seguir viviendo de fiesta y evitar la cruda, guayabo o caña, como se le conoce en otros países, aquí te dejamos algunos tips para lograrlo sin morir en el intento.


¿Qué es la cruda?

Primero lo primero, la veisalgia (término médico de la resaca) o cruda es el malestar producido después de beber en exceso y básicamente se trata del proceso natural del cuerpo para desintoxicarse.


Al beber, ya sea leve o severamente, el hígado suele trabajar ‘horas extra’ y a marchas forzados para tratar de desintoxicar el cuerpo; lo cual provoca que la mayor parte de nuestra energía se focalice allí mismo. Esto, a su vez, viene con algunas consecuencias, como la deshidratación.


Pero no solo viene acompañado de una sed inmensa, sino también de náuseas, dolor de cabeza y articulaciones, diarrea o incluso fiebre; sin embargo, es muy subjetiva, depende, principalmente de cuánto alcohol hayas bebido, de la edad y otros factores como el peso o la complexión física. Por ello no es un secreto que la cruda te pegue más cuando eres adulto que cuando eras joven.


¿Cómo evitar la cruda?

Es importante mencionar que el consumo de alcohol generalmente es parte importante de celebraciones y es una práctica común en el ser humano. Sin embargo, una de las reglas básicas es no tomar más de lo que nuestro cuerpo aguante. Pero para tu buena fortuna, hay algunos consejos para evitar despertar al otro día diciendo: ‘Juro que no lo vuelvo a hacer’ y estos son algunos de los más efectivos.

  • Tomar con moderación o no tomar: Esto quizás suene obvio, pero es el remedio más efectivo para evitar la resaca.

  • Come antes de beber: Consumir alimentos ricos en carbohidratos y grasas, como pasta o arroz, ayudan a absorber de forma lenta el alcohol.

  • Mucha agua: El viejo truco de un vaso de agua entre cada ‘drink’ siempre es efectivo; no solo combates la intoxicación, sino que te mantienes hidratado.

  • Evita el refresco y bebidas energéticas: El gas y el azúcar aceleran el proceso de absorción en la sangre; procura tomar todo ‘derecho’, pero no en shots.

Como lo mencionábamos antes, la mejor forma de evitar la terrible cruda es beber con moderación o de plano no hacerlo; ahora bien, que si ya lo hiciste también hay algunos tips para lidiar con ella al siguiente día.


Lo primero que debes hacer al despertar es beber agua o bebidas isotónicas para recuperar los minerales que pierdes con el alcohol. Olvídate de ‘conectarla’ y evita los alimentos irritantes y grasosos; mejor come frutas, verduras o caldos, aunque no se te antojo te servirán para sentirte mejor.


Y por último, descansa lo que más puedas, el cuerpo te lo pide a gritos. Aprovecha la resaca para reponer la energía y las horas de sueño que perdiste la noche anterior.

96 visualizaciones0 comentarios