Estamos en 

Logopresidionegro (2).png

Periódico

1/68
  • Zector 51

¿Cómo aprovechar mejor tus oportunidades laborales? 3 Tips para crecer profesionalmente


Esta es una de las actividades que más tiempo ocupa en nuestra vida adulta, la gran mayoría en algún momento deseamos realizarla más que nada y muchas otras veces lo que solo queremos es dejar de hacerla. Sin embargo, en ocasiones no estamos satisfechos haciendo esa actividad o simplemente la hacemos para cubrir nuestras necesidades básicas. Efectivamente, me refiero al trabajo.


Se dice que el trabajo es “aquella actividad en la cual realizamos un quehacer significativo, en la cual afianzamos nuestra identidad y que funciona como un espacio de desarrollo existencial. Es un deber de la persona en su existencia personal, una forma de respuesta en el compromiso que es la vida”.


Víctor García Hoz, en su libro titulado Educación Personalizada plasmó una idea sobre el trabajo bien hecho, que denominó la “exigencia de la obra bien hecha”. Esto quiere decir que para que la labor profesional cumpla con su labor trascendente, más allá de cubrir una serie de necesidades para subsistir, debe de ser realizado con la mayor perfección posible que seamos capaces.


En la actualidad, necesitamos desarrollar el verdadero valor del trabajo desde muy temprana edad, fomentar en los más pequeños que toda actividad que realicemos esté bien hecha y sobre todo que brinde un resultado verdaderamente bueno.


Para que esto se lleve a cabo así existen algunas condiciones que son necesarias, como son: estar bien ideada, bien preparada, bien realizada, bien acabada y bien valorada.


Además, debemos fomentar que cada uno encontremos un sentido en el trabajo que realizamos y para esto hay una palabra que nos puede ayudar a encontrar algo más profundo sobre este sentido, es la palabra “Oportunidad”. Todos tenemos la posibilidad de elegir entre buscarle activamente sentido a nuestra labor o verla como algo exterior a nuestra vida.


Te quiero compartir tres tips prácticos para aprovechar las oportunidades que el trabajo te brinda.

  • Fomentar valores de creación: Los valores como el compromiso, la solidaridad, el amor, entre otros, son fruto de la realización de un esfuerzo físico e intelectual y esto al ser aplicado a nuestro trabajo cotidiano lo vuelve trascendente. Dar sentido a nuestras labores significa mucho más que finalizar una tarea para recibir una recompensa tangible como el dinero, es comprometernos con los valores que, aunque parezcan abstractos honran nuestras necesidades más profundas.

  • Para construirse a uno mismo: El trabajo nos brinda la oportunidad de elegir lo que queremos hacer con plena libertad y por tanto asumir la responsabilidad que conlleva; se presenta como una gran posibilidad para conocerte, descubrir tus talentos y capacidades. Nos ayuda a superar nuestras propias limitaciones.

  • Construir un proyecto de vida: El trabajo nos permite construir día con día acciones que vayan acorde con nuestro proyecto de vida, nos brinda la oportunidad de dar una respuesta con nuestra propia conducta, con nuestro actuar, con nuestra dimensión de hacer, de entregarnos y de crear. Esta respuesta se pude dar de forma concreta y cotidiana, de forma libre y responsable.

Como puedes ver, el trabajo nos brinda muchas oportunidades y una de las más significativas es la de poder encontrar un sentido de vida. Algo complicado en la actualidad, ya que muchas personas han perdido el sentido de su propia vida.


Te invito a buscar los motivos que te hacen trabajar diariamente y ligar esos motivos al amor, así lograras tener una motivación inquebrantable y duradera que te hará lograr y hacer lo inimaginable. Finalmente liga esos motivos a tus valores vitales, esos conceptos centrales de tu vida, entonces tendrás la fuerza necesaria para hacer lo que sea necesario antes las circunstancias más adversas.


No olvides que “en el trabajo el hombre “hace” y en el hacer se “hace a sí mismo”.


57 visualizaciones0 comentarios