Estamos en 

Logopresidionegro (2).png

Periódico

  • Zector 51

¿Cómo ahuyentar a las avispas?


Las avispas son uno de los insectos que más alarma provocan cuando se dejan ver por jardines o terrazas en general, y es que nadie quiere llevarse uno de esos regalos por los que son bien conocidas en todas partes: sus picadas.


A diferencia de las abejas, las avispas son voraces depredadores que no mueren al picar, y suelen tener menos reparos a la hora de elegir cuándo clavar el aguijón.

Esto, unido al hecho de que tampoco producen miel, provoca que mucha gente las vea como insectos desagradables y prescindibles. Nada más lejos de la realidad: las avispas son muy importantes para mantener el equilibrio de los ecosistemas en que se encuentran, pues además de actuar como agentes polinizadores, depredan a una gran cantidad de insectos como orugas y moscas que, de no estar ellas, verían crecer sus poblaciones descontroladamente.


Plantas aromáticas

Como siempre, uno de nuestros remedios favoritos es acudir a nuestras amigas del reino vegetal. Y precisamente en el reino vegetal podemos encontrar una gran cantidad de aliadas cuando se trata de ahuyentar insectos: hay una gran cantidad de plantas repelentes de avispas, que no son difíciles de cultivar y que mantendrán a raya a estos insectos sin dañarlos.


En realidad, se trata de la mayoría de especies que ya se conocen por su efectividad antimosquitos, y que en muchos casos también sirven contra las avispas. La conocida citronela, la lavanda, el laurel, la albahaca, el jazmín, la menta o la hierbabuena son algunos de los ejemplos más conocidos.

Ubica estas plantas tanto en los accesos a tu hogar como en las zonas de exterior donde no quieras que entren, haciendo una barrera natural que mantendrá alejadas a las avispas debido a su olor, que por otro lado a los humanos nos resulta muy agradable.


Cítricos y pepino

Efectivamente, los cítricos y el pepino tienen un efecto parecido al de las plantas aromáticas, y es que su olor mantiene alejados a todo tipo de insectos, las avispas entre ellos.


Es uno de los mejores remedios contra las avispas cuando se trata de merendar o comer tranquilamente al aire libre en zonas frecuentadas por estas: deja unas rodajas de limón o pepino con clavo de olor, la especia, en un plato sobre la mesa y evitarás que se acerquen a intentar compartir tu comida.


Vinagre

Otro repelente de avispas muy confiable es el vinagre. Su fuerte olor es lo que las ahuyenta, ya que no les agrada en absoluto. Esto se debe al ácido acético que contiene el vinagre. Se trata de un compuesto que se forma cuando el azúcar empieza a fermentarse, lo que indica que la comida no está en buen estado y hace que las avispas se alejen de ella.

Basta con diluir vinagre en agua y dejarlo cerca o rociar con la mezcla la zona para conseguir que no se acerquen. Eso sí, cuidado con las plantas.


Naftalina

La naftalina es un repelente muy efectivo, aunque su olor en alta concentración también puede ser desagradable para las personas, especialmente a la hora de comer. Sin embargo, los vasos con bolas de naftalina colocados estratégicamente pueden ayudar en cómo ahuyentar a las avispas en la piscina, manteniéndolas alejadas del agua, a la que normalmente se acercan para beber o refrescarse.


Otros remedios y consejos para ahuyentar avispas

Además de los remedios descritos, hay varias cosas que puedes tener en cuenta para evitar llamar la atención de estos insectos:

  • Evita los colores llamativos: las avispas se ven atraídas por los colores llamativos, especialmente por los tonos cálidos que muchas flores comparten. Evita los tonos vivos de amarillos, naranjas o rojos.

  • Cubre la comida: si estás comiendo, mantén los alimentos tapados herméticamente. Estos insectos omnívoros se alimentan de todo tipo de comida, y se ven atraídos especialmente por los olores dulces como el de los refrescos y las frutas, y por el de las carnes. Los vasos y recipientes con agua transparente también las pueden atraer.

  • Cierra las bolsas y contenedores de basura: si los tienes abiertos en casa, es muy probable que olores imperceptibles para nosotros atraigan a las abejas a tu hogar.

  • Evita los perfumes dulces o florales: algunos perfumes, especialmente los muy aromáticos, pueden actuar como potentes atrayentes para ellas.

  • No las mates: siempre es mejor evitar matar a cualquier animal, pero en este caso es aún más conveniente, pues una avispa muerta o herida puede liberar feromonas que atraigan a otras para combatir la amenaza.

  • Si una te pica, márchate: las picaduras de las abejas producen unas feromonas que provocan que las otras avispas repitan el ataque. Si estás cerca de una colonia, muévete de inmediato.

  • Usa una colonia de avispas falsa: puedes comprar alguna o fabricarte tú mismo una con una bolsa de cartón sin problemas. Cuélgala en alto cerca de tu hogar y, como son insectos muy territoriales, no pondrán su hogar cerca de otra colonia.

45 visualizaciones0 comentarios