• Zector 51

Bush, bienvenidos a su reino


Las manos de Gavin Rossdale poseen un pedazo de historia: una guitarra jazzmaster 1967 púrpura con la que Joe Walsh, de los Eagles, compuso una parte del clásico Hotel California.


Unos acordes emanan a distancia como un acto de buena presunción. “La tengo conmigo desde Sixteen Stone, nuestro primer disco”, dice a Excélsior el líder de la banda británica Bush, a través de una videollamada que otorgó desde la sala de su casa en Los Ángeles.


El inglés la acaricia y la devuelve a su sitio cuidadosamente, porque hay que cuidar la reliquia que también ya forma parte de una buena historia del grunge gracias a que, con ella, ha compuesto varias canciones, no sólo de Bush, también para su proyecto en solitario y su mundo alterno Institute.

Y por supuesto que también hizo los honores para el disco The Kingdom, disponible desde hoy en todas las plataformas digitales, un regreso a todos esos sentimientos de descontento de toda una generación, combativos, llenos de ira y mucha soledad.


Porque sólo experimentando la tristeza puedes alcanzar la verdadera felicidad”, se justifica el cantante de 54 años y exmarido de Gwen Stefani. “Así te creas una perspectiva en tu cabeza de que algo no está bien. De esa manera te conectas con la vida real y social.


Si yo experimento dos o tres días de pura felicidad me parece un buen espacio, pero si empiezo a sentirme bien, me digo”, dramatiza, “‘¡cuidado! Algo malo está en camino’. Y es una manera de protegernos a nosotros mismos”, agrega.


Rossdale preserva el espíritu del grunge. A su charla añade el tema del suicidio, un estigma que marcó a todos los de su generación y escena debido a las muertes de Kurt Cobain (Nirvana) y Chris Cornell (Soundgarden), o a las sobredosis de Layne Staley (Alice In Chains) y Scott Weiland (Stone Temple Pilots).


Se vuelve muy trágico, y no es que queramos quitarnos la vida, pero sí hay quienes se sienten mal y sólo encuentran felicidad de esa forma. La peor parte, y he vivido pocos casos cercanos de suicidio en mi vida, es que sigue siendo la misma realidad. Nada cambia, por eso es bueno nunca darse por vencido y ver que hay gente que te quiere”, dice.

ES MEJOR PADRE

Rossdale tiene que ser muy cuidadoso con sus sentimientos, porque es padre, y muy feliz, de tres chicos que viven con la líder de No Doubt. Comparte que Kingston, el mayor, quiere ser músico y le gustan los Sex Pistols, al igual que la moda que llevaban los punks británicos.


Maneja muchas situaciones existenciales a través del budismo, sin embargo, dice ser pésimo para ello. “Así que mejor me dejo sorprender con mi hijo soltando conversaciones abstractas sobre la vida, y me parece emocionante. Me hace querer ser mejor padre”, añade.


A Rossdale jamás se le toca el tema de su divorcio con Gwen a causa de una infidelidad. Pero sus razonamientos y pensamientos lo conducen a visibilizar un arrepentimiento que ya data de 2015.


El deseo destruyó todo en mi vida. Iba de un anhelo a otro todo el día. Era terrible. Así que por eso no soy budista; practiqué la religión por un rato, pero fui malo, así que por eso puse en marcha la moderación”, dice para cerrar el tema.

EN SU TERRITORIO

Y en materia del disco. Rossdale levantó un imperio donde no son bienvenidos los abusadores, los racistas, los homofóbicos, los xenófobos, ni ninguna persona que atente contra los derechos civiles de otros.


Un paraíso englobado en 12 rolas, una ya conocida, Bullet Holes, que apareció como parte de la banda sonora de la tercera parte de John Wick, y Flowers on a Grave, el segundo sencillo que fue adelantado.


El británico explica que también incluyó canciones como Ghosts in the Machine como una crítica a la rutinaria maquinaria capitalista de la que depende el ser humano, la esperanzadora Our Time Will Come y la balada eléctrica, su favorita del disco, Undone.


Yo soy un amante. No tengo odio en mi corazón y lo saben, pero hay dos tipos de gente con los que jamás compartiría alimentos y me pararía de su mesa: los que creen que son mejores que los demás sólo por tener dinero y la gente prejuiciosa. Esa combinación no es bienvenida en este reino, no hacen un bien a la comunidad”, comparte.

2 vistas

© 2020 ZECTOR51 . Creado por Caro Ramírez

Tel. Cabina 9995762063

  • Facebook
  • Twitter
  • YouTube
  • Instagram