Estamos en 

Logopresidionegro (2).png

Periódico

  • Zector 51

Britney Spears, rota de dolor por el distanciamiento con sus hijos: “Ya no tengo ningún propósito"


La polémica regresa a la vida de Britney Spears. A pesar de que hayan pasado 10 meses desde que se pusiera punto final a más de 14 años de tutela por parte de su padre, James Spears, la cantante no ha dejado de estar en el foco mediático ni un solo día.


Primero ocupó titulares por sufrir un aborto, después por su boda con Sam Asghari en mayo. El siguiente capítulo en la mediática retransmisión de su vida lo protagoniza su relación con su exmarido y sus dos hijos, de los que se ha distanciado en los últimos meses.

La estrella del pop, a través de su cuenta en Instagram, ha hablado abiertamente sobre la relación con sus hijos, en especial, con el pequeño, Jayden James, a quien va dirigido el mensaje que ha publicado este fin de semana.


Los hijos de Spears, Sean Preston, de 16 años, y Jayden James, de 15, realizaron a principios de septiembre una controvertida entrevista en la cadena británica ITV en la que el pequeño aseguró que la cantante no les había prestado la misma atención que a otras áreas de su vida:


“Mamá ha tenido problemas para prestarnos atención y mostrarnos el mismo amor”. En ella, Jayden James aclaró que el distanciamiento terminaría cuando Spears realmente estuviera bien: “Solo quiero que mejore mentalmente. Cuando mejore, realmente quiero volver a verla”, añadía.


Unas declaraciones que hicieron saltar las alarmas en la familia y que destrozaron, todavía más, a la cantante. Los hijos, que no asistieron en mayo a la boda de Spears con su actual pareja, Sam Asghari, dejaron ver que algo estaba pasando y que la relación no era tan buena como ella siempre había defendido.


Tras la entrevista, Spears ha confesado ahora que una parte de ella “ha muerto”. “Literalmente, ya no tengo ningún propósito. Eran mi alegría. Ellos eran mi todo. Espero verlos. Para eso vivo. Y de repente desaparecen”, ha relatado en su cuenta de Instagram, en la que tiene 42 millones de seguidores, con una publicación sin imagen en la que solo se escucha su voz.


La ganadora de un Grammy ha asegurado en los audios que James está “molesto” con ella porque, en un par de años, “no obtendrá más dinero”. Además, Spears ha explicado a sus seguidores que sus hijos pensaban que era una mala madre solo cuando no les daba dinero. “Tú y tu hermano siempre me dejabais en casa dos horas antes de lo acordado. Preston se dormía y tú tocabas el piano todo el tiempo. No era suficientemente buena si no los llenaba de regalos, tenía la comida lista y actuaba como una maldita santa”, contesta a su hijo pequeño.


Spears ha relatado cómo fue la última vez que vio a sus hijos: “Les dije que quería verlos más, llamaron a su papá y nunca más los volví a ver. No hice nada malo y sé que no soy perfecta”. La relación con Kevin Federline, padre de los dos adolescentes, tampoco pasa por un buen momento. La custodia de ambos es el principal motivo de conflicto entre Spears y Federline. La cantante perdió la custodia antes de ser sometida a la tutela de su padre, y, durante ella, solo pudo ver a los niños bajo supervisión de las autoridades.


Más tarde pasarían a compartir la custodia de los pequeños al 50%, un acuerdo que cambiaría de nuevo en favor de Federline en 2019. Tras recuperar su libertad en noviembre de 2021, los adolescentes han preferido continuar viviendo con su padre en lugar de pasar más tiempo con la artista.


Pero la cantante ha recordado en sus nuevas declaraciones que a pesar de esos acuerdos ella solía tener a sus hijos mucho más que su expareja: “La gente no recuerda esa parte porque siempre se enfocan en lo negativo, pero cuando tenían entre seis y nueve años, los tuve el 70% del tiempo. No entiendo cómo es tan fácil para ellos cortar así la relación”.

76 visualizaciones0 comentarios