Estamos en 

Logopresidionegro (2).png

Periódico

1/66
  • Zector 51

Brian May, el guitarrista de Queen regresa con más luz


Brian May es considerado por muchos la mente más completa en el mundo de la música, ya que nunca se ha limitado solo a ser el guitarrista y compositor de Queen, una de las bandas más importantes de todos los tiempos.


Ahora, con la reedición de su álbum casi 30 años después de su lanzamiento, deslumbra con su propia luz y la intensidad de su conocimiento sobre el universo contrastándolo con sus emociones. Platicamos con él y nos abrió su corazón.


¿Qué sientes de regresar a este álbum tantos años después?

Para mí, este álbum es bastante diferente porque estoy visitándome 30 años después y tuve que ver con quién me iba a encontrar. La cosa es que el mundo es distinto y nos comportamos diferente, yo descubrí que mi corazón sigue siendo igual al del tipo que hizo ese álbum.


Sigo teniendo los mismos sueños, el mismo dolor y los anhelos. Y descubro que sigo teniendo esa añoranza por ese lugar, que en realidad es luz. Para mí es como un nuevo álbum, y decidí tratarlo así. Nadie lo ha oído, las nueva generaciones no lo han oído.


Cuando hacemos una segunda lectura de nosotros mismos a través del arte, descubrimos mucho de quiénes somos. ¿Te ocurre con tu propio arte?

Tal vez esto suene mal, pero yo pensé que eso iba a pasar. Pensé que iba a ser la persona madura que sería más adulto, más sabio y que iba a verme a mí mismo de manera paternal respecto al álbum, pero no me pasó en absoluto.


Todas las cosas que surgieron de ahí, “The Resurrection”, “Too Much Love Will Kill You”, “Driven By You”, todas estas cosas siguen en mí ahora. Si fuera a hacer un álbum como solista hoy en día y no hubiera hecho ese, estaría tratando de hacer algo bastante similar.


1992 fue un año brutalmente difícil, sé que para ti lo fue. Creo que muchos de nosotros lo sentimos desde donde estábamos, pero revisitar eso, ¿debe también ser toda una experiencia?

Fue un momento muy difícil. Estábamos perdiendo a Freddie, yo estaba haciendo esto durante todo el tiempo. Y luego lo perdimos para siempre. Mi padre también murió en esos meses, y mi matrimonio se rompió, yo sentí que estaba perdiendo no solo a mi esposa, sino a mis hijos también.


Fue demasiado para mi. Me fui a un lugar, casi de parálisis. No sabía hacia dónde voltear. Estaba en una nueva relación. Me había enamorado de una mujer, pero no me atrevía a moverme. “Too Much Love Will Kill You” describe esto con mucha claridad.


Fue una situación horrible, solo podía hacer música, tratar de convertir lo que sentía en algo que quizás podría ayudar a otros que estuvieran pasando por lo mismo. La música es algo maravilloso para compartir: llega a la psique de la gente, es una experiencia compartida, y como compartimos, crecemos. Aprendemos a lidiar mejor con la vida. Creo que la música es algo grandioso.


Por algún motivo u otro las nuevas generaciones redescubren a Queen. ¿Te das cuenta que a todos nos vuelan la cabeza?

Lo sé y es maravilloso para nosotros. Seguir relevante. Tú me dices que vivías algo así en su momento, yo lo vivía y sé que muchos de los muy jóvenes hoy también lo viven. Y sé que encontrarán todas las pistas ahí, en la música.


Siempre que te he escuchado hablar sale al tema tu padre, ingeniero eléctrico con quien construiste tu primera guitarra, ¿es por eso por lo que tienes ese sonido tan único?, ese que reconocemos en un solo acorde.


Sí, la guitarra es parte de ello. Básicamente mi padre y yo hicimos mi guitarra porque no nos alcanzaba para comprarme una. Éramos una familia muy pobre. Las guitarras eléctricas estaban fuera de nuestro alcance económico. Pero mi padre y yo pensamos: “Pues si alguien más puede hacer una, nosotros también, y una mejor”.


Teníamos una especie de optimismo enloquecido . Diseñé una muy particular, el sonido lo tenía en mi cabeza antes de crearla. Crecí escuchando a Buddy Holly, Jimmi Hendrix, así que cuando tuve cierta edad, sabía bien cuál iba a ser mi instrumento. Tal vez no soy el más grande virtuoso, pero habla por mí. Es mi voz.


Cuando Queen vino a México fue, sin duda, el evento musical más importante de la historia. Y también fue un caos terrible por parte de los organizadores. ¿Te acuerdas?

Jamás podría olvidarlo. Fue una locura. Tal vez esto suene ofensivo, pero es que era como el viejo oeste. Todo era impredecible, la gente estaba haciendo cosas raras, exigiendo hasta sobornos para hacer cosas. Fue una locura. Nada a lo que hubiésemos estado acostumbrados antes. Fue increíble, nunca lo voy a olvidar.


¿Hay algo en la música actual que te mueva en particular?

Es una pregunta difícil. Me siento muy afectado por los Foo Fighters, si es que por ahí va la respuesta. Me identifico con ellos, tenemos mucho en común. Pero no tengo tanta oportunidad de escuchar. Y es que cuando no estoy trabajando en mi música, estoy en astrofísica, o en los rescates de animales, o estereoscopía.


Tengo tantos compartimientos en mi vida que no puedo solo sentarme a escuchar música. ¿Sabes? Acabamos de tener un terrible desastre en casa, casi toda mi memorable de cuando era niño se inundó. Llegamos para verlo flotando en lodo y lluvia. Así que he estado algo distraído.


Salvar animales, hacer música, incluso la astrofísica, ¿vienen del mismo sitio emocional para ti?

Yo diría que sí. Es difícil de explicar, siento que todas las facetas de mi vida se suman para convertirse en lo que soy. Por ejemplo, con la estereoscopía, a fin de cuentas se trata de encontrar imágenes en 3D, y es algo muy lindo para aplicar en astrofísica y astronomía.


Estoy en contacto con mucha gente en la NASA, en ISA (agencia espacial israelí) y en JAXA (agencia japonesa de exploración espacial), y lo que les llevo es estereoscopía. Y así pueden ver mucho de lo que hacen en 3D. Y mi propuesta es: ¿por qué no hacemos todo en 3D?


En este momento estoy trabajando con ellos en el Rover en Marte, que tiene una cámara 3D; es perfecto para mí. Respecto a tu pregunta sobre si esto es todo parte de lo que soy, la respuesta es sí. Siento que de muy chico me obligaron a elegir entre arte y ciencia, y sentía que me estaban partiendo en dos. Ahora sé que estaban equivocados. El arte y la ciencia son lo mismo.


El corazón de ambas es inspirarte, hacer preguntas, tener respuestas. Quisiera que fueran considerados lo mismo. En el pasado así era. Mira a Leonardo DaVinci, a Isaac Newton, jamás hicieron una distinción. Amo el hecho de que pueda traer mi humanidad a diferentes áreas.


¿Es el mismo sentimiento cuando logras algo en ciencia y en arte?

Es alegría. Los verdaderos científicos no son los que se esconden y trabajan en la computadora, son los que se ponen a pensar: “¿Qué siento respecto a esto?, ¿qué significa?, ¿qué debería estarme preguntando?”. Todos pueden tomar lo hecho y usarlo, es lo mismo con la música. Pero se requiere de esa semilla: un pequeño momento de inspiración que hace que todo valga la pena.


¿Cómo es que la gente que está a tu nivel, son los que están siempre con los pies bien puestos en la tierra?

Muchas gracias. Creo que tiene que ver con algo que decías hace rato, es estar muy conscientes de lo pequeño que somos. Sé que soy muy pequeño, más cuando veo todo lo que ocurre a mi alrededor. Y vivo mucho en mi cabeza, más que en el mundo real. Así que cuando algo sale mal, en mis relaciones o cualquier cosa con mis hijos, pues ese es mi mundo real y tengo estos momentos de pánico y dolor, cuando no puedo arreglarlo.


No es el cosmos, es algo muy pequeño, pero es mi mundo entero. Así que toda mi vida he descubierto que es difícil ajustarme emocionalmente, conciliar todo lo que pasa entre mi corazón y mi mente. No siempre tiene sentido así que me he deprimido. Es algo de cada día conmigo. Así que todo el material de Back to The Light sobre sentirme confundido y sentir dolor, sigo siendo yo. Hay una línea que dice “Sigo siendo yo adentro” y así es. Sé que siempre seré ese pequeño niño hasta el día que muera.


Tengo la sensación, por ejemplo, de que la humanidad es demasiado humanocentrista. Creemos que somos las únicas criaturas en este planeta, y me duele constantemente como lastimamos a otras especies. Para mí es un constante dolor en el corazón. Pensar que somos tan importantes, y que podemos destruir y lastimar.


¿De cuántas maneras podrías describir esa luz que da nombre al disco?

Es una pregunta muy grande. La dejaste para el final (ríe pensativo). Mira, descubro que explorar al universo sí te da perspectiva si eres una persona inteligente. Ves el cosmos y sabes que tan infinitamente pequeños somos.


Hay miles de millones de galaxias más allá de lo que podemos observar, solo hasta donde puede llegar la luz. Tenemos conciencia, tenemos vida, tenemos libre albedrío y no sabemos aún si esto exista en otro planeta. Es como infinidad sobre infinidad. Así que en muchos sentidos, somos increíblemente pequeños, y en otros, enormes. Y eso no se refiere solo a los humanos, sino a todos los seres vivientes.


Está de vuelta

Back to The Light Deluxe regresa la primera semana de agosto y tendrá incluso una versión de vinilo blanco y varias placas firmadas de memorabilia para los más grandes fans.


Grandes éxitos

Entre los sencillos más reconocidos de este álbum podemos escuchar “Too Much Love Will Kill You”, “39”, y versiones en vivo de “We Will Rock You” y “Driven by You”.



35 vistas0 comentarios