Estamos en 

Logopresidionegro (2).png

Periódico

  • Zector 51

Beyoncé: Así fueron los orígenes de la cantante en el grupo Destiny´s Child


Beyoncé, magnate musical, emblema del "girl power" personificado, y exintegrante de "Destiny´s Child" es una de las cantantes más influyentes en los últimos tiempos, y quien pretenda negar este hecho probablemente ha vivido en una cueva en los últimos 20 años.


Su primer sencillo la definiría como una mujer afroamericana que sería recordada por toda su vida: una cantante talentosa, con movimientos sensuales y vigorosos al ritmo de las melodías, letras provocativas, y junto a una colaboración de quien posteriormente se convertiría en su cónyuge, el famoso rapero Jay-Z.


"Crazy in love" fue la canción en la que los dos artistas unieron fuerzas para llevar al estrellato a la carrera de solista de Beyoncé, a pesar de que ya era internacionalmente reconocida en el ambiente del espectáculo, ya que anteriormente formaba parte de un trío musical, "Destiny´s Child".


El inicio del estrellato

Beyoncé Giselle Knowles inició su carrera musical a muy temprana edad, y fue en el año 1990 cuando se aventuró a participar en el concurso norteamericano "Buscando una estrella", para alcanzar el reconocimiento que anhelaba. En ese entonces formaba un dúo con LaTavia Roberson, y a pesar de no haber ganado, lograron estar en los finalistas.

Al descubrir la competitividad y talento que Beyoncé demostró en el concurso, Matthew Knowles, su padre, decidió abandonar su trabajo para apoyar el sueño de su hija. Dos años después se uniría al proyecto Kelly Rowland, la ahijada de Matthew.


Un año después se integraría LeToya Tuckett, una amiga de la escuela primaria de Beyoncé, al grupo musical en ese entonces nombrado Girl´s Tyme.


Pero no fue hasta 1997, después de varios shows como teloneras y en busca de nuevas oportunidades, que Columbia Records les ofreció un contrato discográfico al grupo, ya nombrado "Destiny´s Child" en ese entonces.


La idea del nombre provino de la madre de la cantante, Tina Knowles, a quien se le ocurrió denominarlas como las niñas del destino por una frase de la Biblia.


Hicieron su primer contenido para "Men in Black", el filme protagonizado por Will Smith en 1997, con el tema "Killing Time". Después, en 1990 publicaron su primer álbum homónimo: "Destiny´s Child". Su primer éxito fue "No No No Part ll", un remix de su primer sencillo "No No No".


Su segundo álbum fue llamado "The Writing´s on the Wall", y fue en este periodo que el cuarteto empezó a atravesar por toda dolencia que suelen padecer los grupos musicales en sus abruptos albores a la fama, desacuerdos y disputas judiciales. LeToya Tuckett y LaTavia Roberson reclamaban una injusta repartición de ganancias y derechos de autor, por lo que querían un cambio de manáger, es decir sustituir al padre de Beyoncé.


En el año 2000 MTV estrenó "Say My Name" y lo que más impactó no fue el performance de las cantantes, si no la ironía de haber sustituido a las dos miembros en desacuerdo con la administración de Matthew Knowles, eso aunado al hecho de que Michelle Williams y Farrah Franklin, las nuevas integrantes, hacían "voice over" de sus voces ya grabadas.


Esto, naturalmente, provocó las disputas judiciales en contra de Beyoncé y Kelly Rowland.


Posteriormente Farrah Franklin dejó de ser parte del proyecto ya que no aguantaba la "presión", pero esto no impidió que su segundo álbum se convirtiera en platino y vendiera más de ocho millones de copias en Estados Unidos y 15 millones en todo el mundo.


Adiós a las niñas del destino

Tras llevar tres años separadas, oficializaron su desintegración con su último álbum, "Destiny Fulfilled" en el año 2004.


Su primer sencillo fue "Lost My Breath" y fue un éxito a nivel mundial.

La declaración de su desintegración sucedió en su gira final "Destiny Fulfilled and Lovin´ it Tour" cuando Kelly Rowland declaró que era la última vez que trabajarían como conjunto.


Al finalizar su trayectoria bajo el nombre de "Destiny´s Childs" cada integrante siguió su propio camino, pero nadie logró la mitad de lo que ha hecho Beyoncé, y sobra mencionar todos los éxitos que cuenta como solista, por lo que, aunque el trío musical fue lo que la catapultó a la escena y el "spotlight", definitivamente ha tenido mayor reconocimiento y proyectos aclamados por sí sola.

60 vistas0 comentarios