Estamos en 

Logopresidionegro (2).png

Periódico

  • Zector 51

Beneficios de los árboles


Los árboles, esos grandes y vistosos gigantes vegetales, están presentes en casi cualquier entorno, ya se trate de zonas rurales o de ciudades. Parece de sentido común que la presencia de árboles en una zona resulta siempre algo agradable, que ayuda a aportar un toque de naturaleza a lugares que de otro modo se verían solo como grises macizos de cemento. Sin embargo, la aportación de los árboles al mundo va mucho más allá del ámbito de lo estético.


Plantar árboles nos reporta, a nosotros y al medio ambiente, muchos aspectos positivos y vale la pena detenerse a ver cuáles son los beneficios de los árboles.

Cuando pensamos en qué producen los árboles, muchos mencionan inmediatamente el oxígeno. Se habla a menudo de los grandes macizos vegetales del planeta como pulmones verdes y aunque es cierto que los árboles producen oxígeno, resulta una cantidad muy pequeña comparada con la que producen los verdaderos pulmones de nuestro planeta: las algas marinas.

Sin embargo, que los bosques terrestres no sean nuestros mayores productores de oxígeno dista mucho de quitarles importancia: siguen jugando un papel vital en la calidad del aire que respiramos. Ellos fijan el CO2 de la atmósfera, absorbiéndolo y ayudando a combatir el cambio climático, además de filtrar y absorber otros gases y partículas contaminantes, como el amoníaco, el dióxido de azufre o los óxidos de nitrógeno.

Este punto es sin duda importante entre los beneficios de los árboles en las ciudades y un buen motivo siempre por el que sembrar árboles. Sin ellos, nuestro aire estaría aún más contaminado.

Otro de los principales beneficios de los árboles urbanos es su capacidad de combatir los efectos del aumento de la temperatura por el cambio climático. Una ciudad con una gran cantidad de cobertura arbórea está mucho más protegida del calor del sol, llegando a disminuir su temperatura hasta 5ºC. Las sombras de los árboles refrescan, interrumpen las llamadas islas de calor y aportan humedad liberando vapor de agua mediante sus hojas. Por todo ello, es vital que haya masa arbórea en las ciudades o, al menos, varias zonas verdes.

Los árboles ayudan a ahorrar energía

Ligado con el punto anterior, podemos decir que un hogar protegido por la sombra de árboles también se calentará menos en verano y estará más protegido del frío en invierno. Este hecho nos ayudará a ahorrar una gran cantidad de energía en climatización y aire acondicionado, y contribuir así, de nuevo, a una forma de vida más sostenible y ecológica.

Los árboles protegen de los rayos UV del sol

El Sol es sano y necesario, pero sus rayos UV pueden ser muy dañinos y es por este motivo que usar el protector solar es tan necesario. Otro de los grandes beneficios de los árboles para la salud es que también nos ayudan a protegernos de este peligro. Las grandes zonas verdes o las avenidas arboladas son lugares al aire libre agradables, en que podemos disfrutar de momentos de ocio y relajación protegidos por la sombra de sus ramas, que absorben hasta un 50% de los rayos UV-B.

Los árboles protegen y dan cobijo a los animales

Los beneficios ecosistémicos del árbol son importantísimos, pues además de proporcionar alimento con sus frutos u hojas, funcionan como estructuras de cobijo y protección para una gran cantidad de especies, tanto en entornos naturales como urbanos. Los beneficios de los árboles para los animales son así dobles, siendo a la vez, en muchas ocasiones, una fuente de alimento y hogar. Innumerables especies de aves, ardillas, marsupiales o roedores arborícolas de pequeño tamaño e incluso grandes depredadores hacen de las ramas su hogar, por no hablar de las abejas, tan necesarias por su papel como polinizadoras.

Los árboles fijan el terreno

Desgraciadamente, son muchas las comunidades que han descubierto los efectos de deforestar una montaña cercana. ¿Para qué sirven los árboles en estos casos? Las raíces y troncos de los grandes árboles se anclan al terreno y a la vez lo fijan y sujetan, impidiendo que los elementos como la lluvia y el viento lo erosionen. En una zona sin árboles, es cuestión de tiempo que las lluvias o arroyos provoquen corrimientos de tierra y arrastren el terreno, a veces con consecuencias desastrosas.

Los árboles son fuente de alimento y materia primera

Este es, por supuesto, uno de los motivos que más interesan al ser humano, pero no podemos olvidarnos de que para poder aprovecharnos de algo durante mucho tiempo hay que hacerlo de forma sostenible. Una plantación de árboles frutales proporciona gran cantidad de alimento en forma de sus frutos y los productos que se derivan de ellos como la resina, el corcho o la madera, que es uno de los materiales más utilizados para la de construcción. No podemos olvidarnos de todos los beneficios que nos proporcionan de forma directa en nuestros hogares cada día. ¿Cuánta madera tienes a tu alrededor ahora mismo? ¿Cuántos frutos de árboles frutales has tomado en los últimos días? Si queremos seguir beneficiándonos de todas estas cosas, hay que aprender a apreciar y cuidar a nuestros árboles y plantar muchos más.

Otros beneficios de los árboles

Para terminar, aquí mencionamos más beneficios de los árboles, siendo algunos temas muy ligados a los anteriormente indicados.

  • Nos ayudan a reconocer las diferentes estaciones del año.

  • Ayudan a combatir el cambio climático.

  • Nos ayudan a estar más sanos y a sentirnos mejor. Aquí puedes conocer más sobre Cuáles son los beneficios de estar en contacto con la naturaleza.

  • Reducen la violencia.

  • Generan oportunidades económicas.

  • Aumentan el valor de las propiedades.

  • Estimulan el movimiento comercial.

  • Son beneficiosos para los niños, para que jueguen y aprendan con ellos.

  • Previenen la erosión del terreno, así como su desertificación y su desertización.

12 vistas0 comentarios