Estamos en 

Logopresidionegro (2).png

Periódico

  • Zector 51

Avril Lavigne estuvo vetada de los Grammy más de una década por esta razón


Avril Lavigne se ganó el título de la Princesa del pop punk en la década de los 2000, cuando con su estilo replanteó lo que se esperaba de una artista.


Pues ella no siguió los estereotipos que se tenían en esa época y siempre se presentó fiel a su personalidad.


Pero es justamente su rebeldía lo que le ocasionó un conflicto con los organizadores de los Grammy, pues tuvo un 'veto' que no le permitió volver a la gala en más de una década.

En los 2000, Avril Lavigne consiguió varios títulos, como un récord mundial Guiness por ser la artista solista más joven en encabezar la lista del Reino Unido y el cuarto lugar de la lista de Rolling Stones de los mejores álbumes de la década, por vender más de 20 millones de copas de Let Go, pero hubo algo que no pudo obtener y fue un Grammy.


En ese entonces, la cantante canadiense aparecía en todos lados, ya sea televisión, revistas, espectaculares y por supuesto estaciones de radio.


Por lo que no fue sorpresa cuando en el 2003, los Grammy anunciaron sus seis nominaciones en categorías como Canción del año, Mejor interpretación femenina y Mejor interpretación rock femenina, entre otras.


Las apuestas indicaban que la cantante saldría de la ceremonia al menos con una estatuilla; sin embargo, Avril Lavigne no ganó en ninguna categoría y regreso a casa con las manos vacías, algo a lo que la famosa no le prestó mucha atención, ya que en medio del éxito que tenía no le resultó relevante y al ser cuestionada sobre su sentir por no haber ganado, la canadiense no dudó en soltar un comentario muy honesto, pero que enfureció a los miembros de la Academia Nacional de Grabación de Artes y Ciencias de Estados Unidos.


“Son unos premios sobrevalorados y no los necesito”, dijo la cantante y a partir de estas declaraciones, no se volvió a hablar de ella en los Grammy, ni como nominada, ni como presentadora y los fans de inmediato aseguraron que fue vetada, ya que sin importar los récords de ventas que tuviera, simplemente no figuró de nuevo en la ceremonia.


Este supuesto veto terminó en el 2018 cuando en la cuenta oficial de Twitter de los Grammy la nombraron “nominada al Grammy”.


No fue hasta este 2022 cuando Avril Lavigne volvió a la alfombra roja del evento e incluso fue la encargada de entregar el premio en la categoría Mejor performance de dúo o grupo pop.​

167 visualizaciones0 comentarios