Estamos en 

Logopresidionegro (2).png

Periódico

  • Zector 51

Aterradora historia del joven al que un cuete le hizo un hoyo en la cara y ahora es una celebridad


Se llama Samuel Rodrigues y a sus 19 años vivía una de sus mejores etapas de su vida, según revela, cuando trabajaba como técnico en iluminación y su carrera vislumbraba un futuro prometedor al ser considerado por la propia empresa donde laboraba como una de las personas más hábiles por lo que le habían prometido un rápido ascenso.


El chico es originario de Brasil y en aquel tiempo, en 2012, era tal el gozo que hacía de su trabajo que otra empresa volteó a verlo y le ofreció unirse a sus filas, situación por la que en su empleo le ofrecieron el ascenso para que permaneciera con ellos. Sin embargo, una invitación para trabajar en un festival de música en el estado de Goiás, le dio un giro a su vida.

En noviembre de hace casi 10 años, Samuel acudió a la cita de trabajo cuya tarea principal era encender las luces en el escenario por lo que tenía que estar a 15 metros de altura durante cada nueva aparición de algún músico del festival.


Junto con las luces, también había fuegos artificiales que ni Samuel ni ninguno de sus demás compañeros sabía que estaban colocados sobre el escenario, hasta que lo descubrieron de la peor manera posible. Samuel fue el primero en darse cuenta de ello.


Justo en el momento en que Rodrigues estaba por terminar al quitarse las protecciones de seguridad que lo mantenían a los 15 metros de altura, de pronto comenzaron a dispararse los fuegos artificiales y justo uno de los cuetes le pegó directo en su cara, situación que aún recuerda como si hubiesen pasado hace 30 minutos, refirió para la BBC.


La gente lloraba al ver a Samuel tras el impacto del cuete

El impacto fue como un puñetazo, describió Samuel, quien en ese momento se acostó boca abajo en la estructura del escenario. Tuvo un desmayo de milisegundos. Al verlo, el personal del staff fueron a su auxilio y lo bajaron con la ayuda de una cuerda; Samuel no tenía idea de la gravedad del accidente.


Samuel cuenta que comenzó a llamarle la atención ver las reacciones de la gente que lo miraba cuando era atendido por los paramédicos, algunos lloraban y otros simplemente volteaban la cara, hecho que lo llevó a preocuparse mucho. Fue trasladado al Hospital de Clínicas de la Universidad Federal de Goiás.


Después de una cirugía que duró alrededor de 24 horas, Samuel despertó para convalecer tras el terrible accidente que le ocasionó que le colocaran alfileres y placas en su rostro. “Debajo de los ojos perdí prácticamente todos los huesos. Me pusieron una malla de apoyo en el globo ocular. El trauma que tuve en la cara fue surrealista", aseguró.


La explosión del cuete provocó que Samuel perdiera la nariz, parte de los dientes y huesos en la región central de su rostro. Además, perdió la vista de su ojo izquierdo y con el derecho solo tenía un 20 por ciento de visión.


Samuel es una celebridad en las redes

El primer encuentro frente a un espejo resultó un impacto para él, “Fue un shock, fue un encuentro con la verdad”. Sin embargo, con el apoyo de su familia y con el tiempo, Samuel logró salir adelante. Fue entonces que compartió su historia y su imagen en las redes sociales. La reacción de la gente fueron mensajes de apoyo que ayudaron mucho a Samuel para que ya no escondiera su apariencia.


Han pasado casi 10 años del accidente y ahora Samuel se convirtió en padre y se casó. Recibió una compensación económica por parte de la empresa y ahora es una celebridad en las redes sociales. La primera vez que apareció en redes, fue en una transmisión en vivo de un chico en TikTok al que pidió poder salir con él a cuadro.


Desde entonces, Samuel comparte historias de su vida o bromea a sus más de 62 mil seguidores en TikTok. En su primera foto sin máscara en Instagram, donde tiene más de 53 mil seguidores, escribió un breve artículo sobre cómo exponer la cara no era "solo un acto de valentía" sino también "un acto de amor".

58 visualizaciones0 comentarios