Estamos en 

Logopresidionegro (2).png

Periódico

1/66
  • Zector 51

Así puedes identificar la falta de hierro en las plantas del jardín


Las plantas del jardín necesitan un cuidado específico para que sus hojas no se marchiten y nuestro esfuerzo por lograr un parque hermoso quede sin efecto alguno.


A su vez, hay que ser conscientes de que si tenemos un espacio verde, canteros y huertas, estos pueden sufrir falta de nutrientes y, en consecuencia, el buen desarrollo de las plantas, para que crezcan de una forma saludable, no será posible.


Es por eso que te contaremos sobre un nutriente en particular que puede afectar abruptamente a nuestros vegetales: el hierro, que se ve representado con la clorosis férrica.

Todos los ejemplares del jardín necesitan de un amplio espectro de minerales y nutrientes, ya que la falta de uno repercute en toda la especie, al punto de tener que desenterrar la planta y tener que tirarla a la basura. Hay distintos síntomas que nos pueden señalar las plantas están enfermas y en el caso de la falta de hierro una de las claves estará en el color de las hojas que se tornarán, en primera instancia, a ponerse amarillas.


Independientemente del riego, la utilización de pesticidas, el estado de la tierra y surgimiento de plagas, todo profesional del jardín deberá prestar atención al déficit de hierro. La ausencia de éste puede causar clorosis férrica y, como consecuencia, las hojas verdes se transformarán en papeles naturales amarillos y marchitos.


Esta afección en las hojas se puede identificar observándolas cotidianamente ya que las nuevas son atacadas, a diferencia de las que ya están presentes. La clorosis férrica produce que la hoja, desde la punta hacia el interior, inicie un cambio de pigmentación a un color amarillo. Después se tornará más oscura, marrones, y se caerán.


Algunas plantas del jardín son más susceptibles a la ausencia de hierro, como los jazmines y hortensias, mientras que las condiciones del suelo y riego también pueden causar la clorosis férrica. Para solucionar dicha enfermedad se puede acidificar la tierra agregando vinagre blanco de forma paulatina, evitando quemar las plantas.

81 vistas0 comentarios