Estamos en 

Logopresidionegro (2).png

Periódico

1/66
  • Zector 51

Arma Gerardo Ortiz parranda alterada en el Domo Care


Para conquistar a su audiencia Gerardo Ortiz echó mano de sus canciones más románticas y de alguna que otra cumbia provocadora, pero principalmente de sus corridos alterados y el resultado fue una parranda súper ambientada de casi tres horas.


El cantautor de 32 años se plantó en el redondel pasada la medianoche, justo a las 0:11 horas, acelerando el corazón de “las muchachonas”, pero también desatando la euforia en “los plebes” presentes.

La fiesta “de su compa Gerardo Ortiz” con sus casi 4 mil “parientes” tuvo lugar en el Domo Care, donde llegó respaldado de su banda y conjunto norteño. Juntos fueron un numeroso grupo de músicos en el pequeño escenario, pero eso no impidió que el intérprete se desplazara de un extremo al otro.


Los gritos de sus fans se escucharon con potencia cuando sonaron sus canciones favoritas.


Y para ir calentando motores Gerardo seleccionó para el inicio “Más Caro, Que Ayer”, “El Perro” y “Tranquilito”.


El nacido en Pasadena, California, se presentó en la velada con pantalón, camisa y sombrero en color negro que contrastó con una chamarra roja.


Nunca se desprendió de su sombrero ni tampoco de su buena actitud, porque accedió a tomarse selfies con todos, mujeres y hombres. También recogió las flores que le regalaron sus admiradoras.


Gerardo equilibró su actuación con canciones románticas como “Increíble”, “Eres una Niña”, “El Aroma de tu Piel” y “¿Por Qué Terminamos?”.


Pero también le hizo honor al mote de “El Señor de los Corridos”, pues cantó muchas historias vinculadas con el negocio como “Aquiles Afirmo”, “Aerolínea Carrillo”, “Empresa N-C”, “Chavo Félix”, “100 Vidas Antrax” y “Dámaso”.


En las butacas algunos vaqueros le copiaron su look de barbaba crecida.

En esta parranda sonó con fuerza la historia musical que habla del hijo de Joaquín “El Chapo” Guzmán llamada “Archivaldo”.


Igual la audiencia lo acompañó con un coro masivo en uno de sus corridos del movimiento alterado como lo es “En Preparación”.


Una sorpresa para el público fue ver que El Bebeto, quien se encontraba en primera fila, fue invitado a cantar por Gerardo y unieron sus voces en “Mi Gusto Es” y “Árboles de la Barranca”, y también bebieron tragos de la misma botella frente a la audiencia.


Ya en solitario siguió con más narcocorridos como “Escuela del Rancho”, “Leyenda de Caro Quintero” y “El C1”.


“Mire nomás qué chulada, así me gusta”, expresó feliz al ver público entregado.

En esta velada no faltó “De Parranda” para hacerle honor al concierto.


Ya cuando el cantante intentó despedirse, a las 02:46 horas, sus fans no lo dejaron ir.

“¿De verdad quieren otra?”, preguntó.


Y quienes ya estaban dejando el Domo volvieron a los pasillos cuando lo escucharon cantar otro de sus éxitos, “¿Quién se Anima?”, con la que cerró una buena parranda a las 02:51 horas.


Ya en el estacionamiento, en las camionetas de modelo reciente, continuaba la fiesta con la música de Gerardo Ortiz.

93 vistas0 comentarios