Estamos en 

Logopresidionegro (2).png

Periódico

  • Zector 51

Animales que son ciegos


Hay animales que pueden prescindir de su vista, principalmente porque en su entorno no hay mucha luz.


Este es el caso de animales en profundidades marinas, animales terrestres subterráneos o quienes viven en cuevas. Pero esto no quiere decir que estén completamente aislados y sin recibir estímulos de su entorno.

Por el contrario, han desarrollado varias adaptaciones, como olfato u oído sumamente desarrollados. El atrofio de ojos es una gran estrategia para reducir el gasto energético, pues al no usarlos y desaparecerlos pueden invertir su energía en mejorar otros órganos para conocer su entorno.


Topo nariz de estrella (Condylura cristata)

Estos topos subterráneos no necesitan ver porque tienen una nariz muy avanzada, llena de tentáculos con los que puede reconstruir mentalmente su entorno con la información que esta le proporciona. No solamente puede captar olores, sino también vibraciones de su entorno y los campos eléctricos de otros animales. Sus ojos están muy reducidos. Esto también funciona para protegerse del polvo que hay bajo tierra.


Pulpo dumbo (Grimpoteuthis spp.)

A pesar de que tienen grandes y desproporcionados ojos, estos no son funcionales. No pueden distinguir con nitidez lo que sucede en su entorno. Solamente les sirven para detectar movimientos y luces. Realmente no se pierden de mucho al no tener ojos, pues habita en las profundidades marinas donde la vida es escasa. Para ayudar a detectar su entorno, tiene ventosas con filamentos en sus tentáculos.


Ajolote (Ambystoma mexicanum)

Los ajolotes tienen ojos muy reducidos, sin párpados y su visión es limitada, solamente pueden ver sombras. Pero lo compensan con un olfato muy agudo que usan para detectar a sus presas. Al ser organismos acuáticos, pueden percibir las vibraciones que otros organismos generan en su entorno.


Serpiente ciega (Blanus cinereus)

Esta serpiente similar a una lombriz tiene sobre sus ojos una placa, pues es de hábitos subterráneos y no necesita visión. Puede encontrarse también bajo piedras u hojarasca. Su olfato y oído están muy desarrollados para capturar presas como insectos.


Topos dorados o crisoclóridos (familia Chrysochloridae)

Son mamíferos parecidos a topos, pero a pesar de su nombre, no lo son. Crecen completamente sin ojos. Incluso, esta zona está cubierta por pelo. Al tener hábitos excavadores, han desarrollado estrategias para ser más eficientes.

Su tasa metabólica es muy baja y también lo es su temperatura corporal. Cuando hace frío pueden pasar a un estado de letargo de hasta tres días en los que reducen sus funciones fisiológicas. El no tener ojos no los hace indefensos. Pueden cazar gran variedad de insectos africanos.


Tetra mexicano (Astyanax mexicanus)

Son peces que viven en cuevas. Algunas poblaciones están más internadas en las cuevas y, otras, están más cerca a la costa. Las primeras tienen ojos completamente reducidos, dientes de mayor tamaño, pigmentación reducida y un desarrollo mayor de papilas gustativas para compensar la visión atrofiada por falta de luz.


Proteos (Proteus anguinus)

Son anfibios que viven en cuevas, similares a serpientes pero con pequeñas patas. Nacen con ojos normales, pero conforme van creciendo estos se van atrofiando por falta de luz y desarrollan una capa de piel sobre ellos. Su cabeza es muy grande y está aplanada para poder alojar la mayor información posible de información sensorial. Pueden detectar por el olfato qué organismo tienen cerca y se pueden alimentarse de él. Por el gusto pueden conocer la composición del agua y el oído puede captar movimiento en agua y tierra.


Salamandra ciega de Texas (Eurycea rathbuni)

Es muy similar a los ajolotes, pero es en realidad una salamandra. Sus ojos no son funcionales, están cubiertos por piel y no pueden distinguirse. Habita en cuevas y tiene branquias externas para captar oxígeno. Su piel se ha desarrollado para detectar pequeñísimos cambios en su entorno. Su cabeza también es muy grande y aplanada para mejorar sus órganos sensoriales. Puede pasar largo tiempo sin comer.


Almejas (clase Bivalvia)

Estos bivalvos carecen de una cefalización y, por lo tanto, de ojos. Sí cuentan con órganos sensoriales dispuestos en el manto, es decir la parte carnosa dentro de sus conchas. Tiene quimiorreceptores y algunas especies pueden detectar la luz mediante ocelos, que son ojos muy rudimentarios.


Hámster (familia Cricetinae)

Los hámsteres tienen muy mala visión diurna, pues son animales que salen de noche. Por la noche su visión mejora un poco, pudiendo distinguir un poco mejor. Sin embargo, su visión no puede llegar muy lejos y es muy borrosa.

Es útil saber esto si se va a tener como mascota. Es mejor no colocarlo a grandes alturas ya que pueden hacerse daño al dejarse caer, por no saber calcular alturas. Se ayudan de su excelente olfato y oído para saber qué pasa en su entorno, así como de sus bigotes para calcular los espacios con más efectividad.


Otros animales que son ciegos

Otros animales que son ciegos y que, por lo tanto, tampoco tienen una visión óptima son los siguientes:

  • Medusas (subfilo Medusozoa).

  • Tenrecs (familia Tenrecidae).

  • Pez linterna (familia Ceratiidae).

  • Camarón ciego (Parabogidiella spp.).

  • Piraña ciega brasileña (Stygichthys typhlops).

165 visualizaciones0 comentarios