1/48
  • Zector 51

Animales que cambian de color


En el reino de los animales podemos encontrar muchas especies de animales capaces de alterar su coloración. Esta capacidad, tan llamativa para los seres humanos, puede tener en los animales diversos fines y utilidades, según la especie y sus objetivos en cada situación.


¿Por qué los animales cambian de color? Pues lo cierto es que hay cuatro razones principales por las que los distintos animales adoptan esta habilidad:

  • Supervivencia: es la más común, y también la más sencilla de entender. Un animal capaz de alterar su coloración para pasar desapercibido por mimetismo con el entorno, tiene muchas más posibilidades de no ser percibido por sus depredadores o por sus potenciales presas para atraparlas desprevenidas. También entran en esta categoría aquellos que recurren al aposematismo, es decir, adoptar coloraciones llamativas y estridentes para disuadir a sus depredadores y enemigos.

  • Reproducción: muchas especies tienen rituales de apareamiento que implican atraer la atención del miembro del sexo opuesto con todo tipo de recursos. La capacidad de cambiar el color del cuerpo es una habilidad muy valiosa cuando se trata de llamar la atención y, realmente, muchos animales la usan así.

  • Termorregulación: los distintos colores absorben la luz con diferentes grados y, por tanto, también su temperatura. Ser capaz de volverse más oscuro implica poder calentarse más rápido al sol, mientras que ser más claro ayudará a enfriarse.

  • Comunicación: este método de comunicación es usado frecuentemente por el camaleón, aunque no es exclusivo suyo. Sus distintos colores pueden reflejar diferentes estados de ánimo o sensaciones, como el miedo o la alerta, siendo así una forma de comunicarse.

Caballito de mar (Hippocampus)

Son diversas las especies de caballitos de mar o Hippocampus que ha conseguido dominar el cambio de color de su piel gracias a los cromatóforos. Ante estímulos de amenaza o de otro tipo, como en su fase de cortejo, estas especies marinas son capaces de cambiar su coloración, a una velocidad que dependerá de la potencia del estímulo.


Camaleón (Chamaeleonidae)

No se puede hablar de animales que cambian de color sin empezar por el más conocido de todos ellos, el camaleón (Chamaeleonidae), célebre precisamente por esta capacidad, aunque también lo es por sus curiosos ojos grandes, su larga lengua y sus movimientos lentos. Todos los camaleones pueden cambiar su coloración, aunque las distintas especies lo hacen con mayor o menor abanico de colores. Usa su capacidad cromática tanto para camuflarse como para atraer a las hembras y regular su temperatura, gracias a los cromatóforos en las distintas capas de su piel.


Estos son los nombres de algunas especies de camaleón:

  • Camaleón de Ituri (Bradypodion adolfifriderici).

  • Camaleón de Fischer (Bradypodion fischeri).

  • Camaleón enano de Smith (Bradypodion taeniabronchum).

  • Camaleón de Jackson (Trioceros jacksonii).

Sepia (Sepiida)

La sepia común es uno de los moluscos marinos que puede encontrarse en diversos océanos y mares, a profundidades de al menos 200 metros. Tienen una piel dotada de cromatóforos, como la de los camaleones y muchos otros animales con esta habilidad para cambiar el color, que son unas células especializadas de la piel y las usan para cambiar los patrones o dibujos de la piel de todo su cuerpo en muy poco tiempo.


Lenguado (Solea solea)

Los peces planos son unos de los mayores maestros entre los animales que se camuflan usando los cambios de coloración. Han evolucionado para enterrarse en la arena o quedar tendidos en el fondo, cambiar el color de sus escamas y pasar desapercibidos. El lenguado común es uno de sus mejores ejemplos de peces que cambian de color.


Escarabajo tortuga (Charidotella egregia)

Este coleóptero tiene unas alas que le cubren la totalidad del dorso y que habitualmente son de un color dorado metálico. No obstante, cuando el escarabajo tortuga (Charidotella egregia) se encuentra en situaciones de estrés o ante eventos que alteren su estado, como al reproducirse o sentirse amenazado, sus alas cambian de color totalmente y se vuelven de un vistoso color rojo.


Anole americano (Anolis carolinensis)

Este reptil tiene su origen en los territorios de Estados Unidos, aunque a día de hoy está extendido a México y algunas islas cercanas. Es propio de zonas boscosas y praderas, y tiende a elegir una vida arborícola o sobre las rocas. El anole americano (Anolis carolinensis) también cuenta con cromatóforos, que le permiten pasar de su coloración original verde brillante a un color pardo o castaño oscuro ante situaciones de amenaza.


Zorro ártico (Vulpes lagopus)

La piel no es el único recurso disponible para cambiar de color: el pelaje también puede hacerlo, aunque este cambia de forma lenta y nada tiene que ver con los cromatóforos. Son varios los mamíferos que recurren a esta habilidad, como el zorro ártico (Vulpes lagopus). En la estación cálida su pelaje es gris o marrón, pero cuando llega la nieve en los meses fríos, cambia su pelaje por uno blanco, que le permite confundirse con el manto nevado.


Pulpo mimo (Thaumoctopus mimicus)

El impresionante pulpo mimo (Thaumoctopus mimicus) es uno de los mejores a la hora de hacerse pasar por otros. Su cuerpo totalmente flexible y su gran inteligencia le permiten adoptar las formas de otros animales y también es capaz de cambiar su coloración para hacer el disfraz perfecto. Es capaz de imitar hasta 20 especies diferentes como cangrejos, medusas y mantarrayas y habita en las aguas de Australia y algunos países de Asia.


Araña cangrejo amarilla (Misumena vatia)

Este es uno de los pequeños arácnidos que no mide más de 1 cm es propio de América del Norte. La araña cangrejo amarilla cambia de color a tonos blancos y amarillos con distintos patrones, para adaptarse a la coloración de las flores en las que habitualmente se posa para cazar.


Rana arbórea del Pacífico (Pseudacris regilla)

La rana arbórea del Pacífico (Pseudacris regilla) es una rana de América del Norte, que trepa a los árboles gracias a las almohadillas con ventosas de sus patas, es capaz de cambiar de color para mimetizarse con el entorno o regular su temperatura, un proceso que son capaces de completar en entre uno y dos minutos.

22 vistas0 comentarios

Estamos en 

iktan tv logo.png
Logopresidionegro (2).png

Periódico y TV