1/48
  • Zector 51

Animales hermafroditas: reproducción y ejemplos


¿Has oído hablar de los animales hermafroditas o que tienen los dos aparatos reproductivos? ¿Sabías que puede ser un rasgo permanente o bien, ser algo cambiante? Realmente, los animales hermafroditas tienen una reproducción con características ciertamente peculiares.


En en reino animal se distinguen dos tipos básicos de reproducción: asexual, sin intercambio de material genético entre individuos, y sexual, con la formación de gametos femeninos y masculinos que llevan la mitad de los genes de sus respectivos progenitores. Dentro de la reproducción sexual, encontramos una modalidad que es la reproducción hermafrodita. En este caso, se forman gametos, pero el mismo individuo puede dar lugar a gametos de tipo femenino y de tipo masculino, para lo cual dispondrán de dos aparatos reproductores bien diferenciados (femenino y masculino respectivamente).

Dentro del hermafroditismo encontramos además el hermafroditismo permanente o simultáneo y el hermafroditismo secuencial. En esta última variante un mismo individuo presenta diferentes órganos reproductores a lo largo de su ciclo de vida. Algunos peces son capaces de llevar a cabo este cambio.

El hermafroditismo suele darse en animales solitarios para los que es difícil localizar potenciales parejas. Esto ocurre por ejemplo en las lombrices, que se encuentran enterradas en un volumen de suelo, con pocas posibilidades de comunicación con sus pares. Así, cuando la suerte es propicia para un encuentro, la especie se asegura de que éste rinda dos individuos viables fecundados.

La reproducción de los animales hermafroditas puede incluir complejos cortejos, como en el caso de los caracoles. Además, suele ser una fecundación externa, en la que los gametos masculinos y femeninos se liberan al medio, donde se produce la fecundación.

Algunos se ayudan de la generación de "espermatóforos", una estructura en forma de saco que contiene una masa de espermatozoides envuelto en una cubierta. Esta cubierta protectora además puede incluir diversos nutrientes.

Los animales hermafroditas pueden fecundar sus gametos de dos formas diferentes:

  • Fecundación cruzada: requiere de dos individuos que intercambian sus gametos masculinos y femeninos de forma simultánea. Este es el caso, por ejemplo, de los caracoles.

  • Autofecundación: en este caso, el propio individuo puede juntar sus gametos femeninos y masculinos para generar nuevos individuos.

Más allá de las diferencias obvias en cuando al número de individuos que intervienen en la fecundación, hay un efecto claro en la variabilidad genética. La principal ventaja de la reproducción sexual frente a la asexual es la mayor variabilidad genética que se genera, lo que permite tanto evitar enfermedades por motivo de consanguineidad como conformar una población más variable que pueda adaptarse mejor a los cambios de su entorno. Con la estrategia de fecundación cruzada esta variabilidad se sigue manteniendo.

Pero, ¿es la autofecundación equivalente a la reproducción asexual? No, no es así. Durante la formación de gametos (o gametogénesis) se produce un proceso de entrecruzamiento en los cromosomas del individuo, que da lugar a nuevas combinaciones de genes. Así, la variabilidad producida mediante esta variante está a caballo entre la variabilidad generada por reproducción asexual y por reproducción sexual canónica. No olvidemos además que las mutaciones pueden ser fuente de nuevos alelos (variantes de un mismo gen).

¿Es el hermafroditismo una característica frecuente? No, la mayoría de las especies tienen individuos masculinos o femeninos, cuyo sexo queda definido por su dotación cromosómica (no así su género). De todas formas, podemos encontrar algunos ejemplos de animales hermafroditas bien conocidos en la naturaleza:

Caracoles

Algunas especies de caracoles son hermafroditas; en cualquier caso, todos los caracoles hermafroditas dependen de la fecundación cruzada. El acoplamiento entre dos individuos puede llegar a durar varias horas y consta de dos procesos: primero se lanzan una estructura en forma de "dardo" que contiene secreciones estimulantes. Una vez los dos caracoles están receptivos, emiten un espermatóforo, una estructura que contiene los espermatozoides que accede a la cavidad donde se sitúan los gametos femeninos. La puesta suele comprender alrededor de cinco huevos.

Pez guppy

El pez guppy es un buen ejemplo de hermafroditismo secuencial. Dependiendo de las condiciones del ambiente (principalmente del ratio entre machos y hembras a su alrededor), el pez guppy es capaz de cambiar su sexo. Esto requiere de importantes cambios en la expresión del material genético y de remodelación de las estructuras corporales.

Otros animales hermafroditas

  • Estrellas de mar.

  • Ofiuras.

  • Tenias.

  • Ranas.

  • Trematodos.

  • Lombrices.

  • Gusanos planos.

  • Babosas.

  • Sanguijuelas.

  • Pez payaso.

  • Pez lordo limpiador.

  • Pez vieja.

  • Pez serrano pálido.

  • Pez Julia, doncella o budión.

  • Lábrido hocicudo.

  • Doradas.

  • Pez halcón.

  • Camarones.

  • Vieiras.

  • Zamburiñas.

  • Ostras.

  • Babosas o bailarinas de mar.

  • Esponja de mar.

  • Lapas.

  • Corales.

  • Hidra de agua dulce.

  • Anémonas.

  • Hidras de agua dulce.

52 vistas0 comentarios

Estamos en 

iktan tv logo.png
Logopresidionegro (2).png

Periódico y TV