Estamos en 

Logopresidionegro (2).png

Periódico

  • Zector 51

Al son que le pongan, Edith Márquez encanta


De esas voces que seducen en cualquier musical, que se acoplan a todos los géneros y que el público agradece y aplaude, es la de Edith Márquez.


En un escenario que la ha visto madurar como artista, pues décadas atrás pisó el palenque de la Expo Guadalupe siendo parte de una banda juvenil, la intérprete de 49 años conquistó a sus "marquesos", como dice a sus fans, con una poderosa dosis de baladas, de canciones de pop que se han quedado tatuadas en la generación Timbiriche, pero también rancheras y del regional mexicano.

Su velada la compartió con más de 4 mil personas en el Domo Care, y con su hijo Bastian, el encargado de activar la diversión a las 23:36 horas, cuando salió a cantar varios temas, entre ellos "Vuelve", de Ricky Martin.

La estrella de la noche llegó vestida para brillar en punto de las 23:45 horas ante una cálida bienvenida mientras se escuchaban los acordes de "Arrepentida", la primera de la noche que bailó respaldada por cuatro bailarines, dos hombres y dos mujeres.

Pasional y entregada se mostró así con "Acostúmbrame al Cielo", "Precisamente con Ella" y "Entre Ella y Yo".

"Yo siempre he dicho que son Monterrey y los demás", fue la declaración que pensó para decir, pues comentó que podría herir sentimientos. Pero estaba emocionada por la entrega de los regios, así que no se contuvo y estos no la defraudaron, pues el coro masivo retumbó en el Domo con "Dejémoslo Así". Edith aplaudió emocionada al escuchar cantar a la audiencia.


En el bloque romántico también incluyó "No te Preocupes por Mí", "Ese Beso" y "Mi Error, Mi Fantasía".


En su nuevo tour recordó también su paso por Timbiriche con éxitos como "Corro, Vuelo, Me Acelero" y "Tú y Yo Somos Uno Mismo", mientras el escenario se iluminó con los colores emblemáticos del grupo, el amarillo y azul.


En tenis, Edith ejecutó las coreografías del popular grupo juvenil al que perteneció de 1988 a 1991.


Al cantar "Si No es Ahora" invitó al redondel a uno de sus imitadores, quien con vestido largo y peluca le siguió el paso; y en "Ámame Hasta con los Dientes" ya eran tres "Ediths" en el redondel. La gente lo gozó.


Desde un palco del Domo, Armando Gómez, esposo de Gloria Trevi, no perdió detalle del show.


Ya entrada la madrugada del viernes, a las 0:43 horas, llegó el mariachi, y con un vestido largo, hampón y colorido hizo una buena interpretación de "Desaires", de la inolvidable Rocío Dúrcal, con la que Edith ganó una fuerte ovación.


La cantante mantuvo una conexión con sus admiradores, pues les aceptó flores, saludó de beso y regaló selfies. "Llamarada", "Sin Él" y "¿Quieres ser mi Amante?" fueron parte del bloque ranchero del show.


"Nomás porque ya no tomo tequila, mijo", dijo una sobria Edith que se puso más bravía con "La Misma Gran Señora" y "No Llega el Olvido".


Más tarde invitó a su hijo Bastian al escenario para interpretar a dueto "A Través del Vaso" y "Es Complicado". La audiencia se puso de pie al escucharla entonar "Como tu Mujer".


"Todos a prender una luz por México, por la paz, por un México seguro y que las autoridades se hagan cargo de las cosas que deben hacerse cargo", dijo previo a cantar "México Lindo y Querido". Las luces de los celulares iluminaron el recinto.


Así se despidió la primera vez, pero regresó para dedicarles un popurrí de Juan Gabriel con "El Noa-Noa", "Abrázame muy Fuerte" y "Amor Eterno", cerrando así una gran velada a las 01: 52 horas.

198 visualizaciones0 comentarios