• Zector 51

Agua caliente vs agua fría, en la ducha ¿Conoces los beneficios de cada opción?


El cuidado de la piel es un tema en el que hombres y mujeres deben poner especial atención, pues además de ser el órgano más grande de nuestro cuerpo es lo que nos protege del mundo, de las bacterias de las enfermedades, del sol y muchas cosas más.


Es importante proteger nuestra piel con cremas que aíslen los rayos del sol, que humecten, pero es igual de importante mantener una higiene adecuada, es decir ducharnos constantemente agua y jabón.


Una de las preguntas más frecuentes es ¿Es mejor el agua caliente o el agua fría al momento de tomar una ducha?, aunque la respuesta es sencilla, pues simplemente en lo que nos debemos de basar es en las necesidades de cada persona, tenemos una lista de los beneficios de ambas opciones.


Agua fría

Por muchos años, las personas se bañaban con agua fría, debido a la falta de calentadores de agua, parecía no haber problema en esta única opción que tiene muchos beneficios para la salud y la piel.


Aumenta la energía

No hay nada mejor para combatir la flojera que un baño con agua fría, ya que los golpes de agua helada sorprenden al cuerpo al estimular tus sentidos, quedando en un estado alerta, resultado de esto se incrementa la ingesta de oxígeno y el ritmo cardiaco, dándote la sensación de mayor energía.


Mejora la circulación de la sangre

Médicos recomiendan bañarse con agua fría debido a que mejora la circulación sanguínea, pues cuando el cuerpo hace contacto con agua la sangre empieza a circular más rápido para mantener la temperatura interna.


Mejora el cuero cabelludo

Los expertos también mencionan que el agua fría aumenta la capacidad de los folículos capilares de aferrarse al cuero cabelludo, fortaleciendo el cabello, de esta manera contrarresta la caída y la resequedad.


Rejuvenece la piel

Aprieta los poros y contrae los vasos sanguíneos dándole a la piel un aspecto saludable, esto se debe a que el agua fría no remueve la capa de grasa que protege a la piel y previene que la piel se llene de suciedad y bacterias.


Reparación muscular

Reduce la inflamación, por lo que es perfecta después de una intensa rutina de ejercicios, esto se debe a que el agua fría cuando entra en contacto con el cuerpo los músculos se relajan.


Agua Caliente

Funcionan perfecto en los lugares donde la temperatura es muy baja, las duchas de relajación, los dermatólogos recomiendan es una ducha entre los 36,5°C y los 39°C, de esta forma llegamos a una ducha tibia que no quema y daña la piel.


Alivia la congestión

Cuando las enfermedades respiratorias atacan tu cuerpo y sientes la nariz y el pecho congestionado, una ducha con agua tibia es especial, esto se debe que el vapor de agua ayuda a secar el exceso de mucosa, médicos recomiendan a las personas con gripe o alergia tomar duchas de agua caliente.


Reduce el estrés

Después de un día de mucho trabajo no hay nada mejor que meterte a la regadera y recibir agua caliente en el cuerpo, esta actividad puede calmar los nervios y reducir tensión en los músculos, pero no es recomendable pasar mucho tiempo bajo el chorro de agua caliente, dado que la piel puede verse dañada.


Cólicos menstruales

Para las mujeres que sufren de diversos cólicos o calambres menstruales cuando están en su periodo, es recompensable tomar un baño con agua caliente que ayudará a reducir los dolores.

18 vistas0 comentarios

Estamos en 

iktan tv logo.png
Logopresidionegro (2).png

Periódico y TV

1/49