Estamos en 

Logopresidionegro (2).png

Periódico

  • Zector 51

6 datos que no conocías de las tortugas marinas


Con el fin de hacer conciencia sobre la importancia de su preservación para el planeta, ya que la tortuga es una de las especies más amenazadas por la actividad humana. Te contamos algunos datos acerca de este fascinante animal:


Son seres primitivos y tienen una fisonomía única

Las tortugas marinas habitan la Tierra desde hace más de 100 millones de años. Evolucionaron a partir de tortugas de agua dulce, pero las tortugas de mar ahora tienen aletas que se asemejan a remos y les permiten adaptarse mejor en el mar.

Las tortugas marinas también tienen una concha más estilizada que les ayuda a nadar con rapidez y realizar extensas migraciones. Las tortugas marinas también perdieron la capacidad de retraer las extremidades (cabeza, aletas y cola) dentro de la concha. A través de su larga historia han sobrevivido cambios drásticos en el ambiente, los mismos que ocasionaron la desaparición de los dinosaurios. Sin embargo, su supervivencia, como se verá más adelante, está en duda hoy más que nunca, de acuerdo con un artículo de la Convención Interamericana para la Protección y Conservación de las Tortugas Marinas (CIT).


Ayudan a mantener el equilibrio de los ecosistemas marinos

De acuerdo con la organización Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF, por sus siglas en inglés) las tortugas marinas son un enlace fundamental con los ecosistemas marinos, ya que ayudan a mantener la salud de los lechos de pastos marinos y los arrecifes coralinos, que benefician a especies con valor comercial, como el camarón, la langosta y el atún.


Tienen una fisonomía y valor cultural únicos

Las tortugas marinas tienen características que ninguna otra especie posee, por lo que tienen un significado cultural muy importante.


Por ejemplo, de acuerdo con las fuentes previamente citadas, carecen de dientes en las mandíbulas, tienen oídos primitivos, un excelente sentido del olfato y una buena visión bajo el agua. Sus aletas son largas y presentan una o dos uñas reducidas en las delanteras La cola es corta en las hembras y más larga en los machos ya que estos la utilizan para sujetar a la hembra en el momento de aparearse. Además, las tortugas marinas pueden poner más de 150 huevos por nido y pueden anidar varias veces en cada estación.


La actividad humana amenaza su vida

A pesar de su rápida reproducción, seis de las siete especies de tortugas marinas están catalogadas en todo el mundo como animales en peligro de extinción, de acuerdo con la Fundación UNAM.


Las tortugas están altamente amenazadas por la actividad humana, especialmente por su caza furtiva, la recolección de huevos y su consumo directo en bares y restaurantes; por la pesca incidental por el uso de palangres, redes o mallas durante la pesca de camarones; y por el comercio ilegal, derivado de la alta demanda en el mercado de los caparazones de las torturas y otros productos fabricados con su cuerpo.


La contaminación también amenaza su vida

Los cambios de temperatura y el calentamiento global afectan severamente la continuidad de la población de estas tortugas. De acuerdo con la WWF, la determinación del sexo de las tortugas marinas depende de la temperatura. Un cambio en las temperaturas globales altera la temperatura de la arena, lo cual afecta el sexo de las crías e incrementa el riesgo de una inestabilidad en la composición de las poblaciones; además, los plásticos y otras formas de contaminación en el mar pueden ser tragados por las tortugas, quienes los confunden con alimento o se enredan en ellos y pueden asfixiarse, en otros casos, o se envenenan con petróleo.


Otro aspecto que amenaza la vida de estas especies es la urbanización costera y la pérdida de hábitats en la playa para anidar y buscar alimento; además, las luces provenientes de las carreteras y los edificios atraen a las crías recién eclosionadas y las desorientan, alejándolas del mar.


México tiene el mayor número de especies de tortugas marinas en el mundo

La protección de la tortuga marina es una urgencia para México, toda vez que de acuerdo con la Procuraduría Federal de Protección al Medio Ambiente, México es el país con el mayor número de especies de tortugas marinas (seis de siete especies), pues utilizan las aguas marinas de jurisdicción nacional con fines de crianza, tránsito o alimentación. Se resalta que estas especies se encuentran en veda en el país desde 1990, lo que no ha derivado en una garantía real de protección para la tortuga marina.

24 vistas0 comentarios