• Zector 51

6 consejos fáciles para que tus hijos no se peleen en vacaciones de Semana Santa


Las terribles peleas entre los hermanos son más antiguas que el mundo de lo que tu crees, por lo que los especialistas resaltan cuatro posibles razones de conflictos entre ellos:


Tus hijos tienen demasiado tiempo libre.

Luchan por tu atención.

Los problemas domésticos.

Resentimiento acumulado.


Hay que señalar que estos conflictos se han convertido en una fuente para novelas, películas y otras muestras artísticas.


Si actualmente en tu familia pasa esto y piensas que con las vacaciones de Semana Santa podría pasar lo mismo, debes saber que esto tiene varias soluciones, por tal motivo tenemos seis consejos para evitar y solucionar estos conflictos.


Antes de que sigas adelante es importante que sepas que no existen relaciones sin conflictos, pues normalmente los niños compiten un poco por la atención de sus padres, sin embargo reducir al mínimo la cantidad de conflictos entre hermanos, puede hacer que sean buenos amigos.


Dedica tiempo a cada hijo por separado

Tomate un tiempo para poner atención por separado a cada uno de tus hijos, con uno de ellos camina y con el otro lean un libro, o simplemente hablen. Debes tomar en cuenta que esto es más importante para el primogénito, pues ellos ya pueden recordar los momentos que pasan solos con sus padres.


Organiza un espacio personal para cada hijo

Es muy importante que cada hijo tenga su propio espacio personal en la casa. Si no es posible que cada uno tenga cada cuarto, los padres deben buscar la forma de separar la habitación de los niños en pequeños dominios. Cada uno de los pequeños deben tener su propia cama, su lugar en el armario o ropero, entre otras cosas.


No los compares

Jamás compares a tus hijos ni entre ellos ni con otros pequeños. Si quieres darle un ejemplo sobre cómo hacer algo, utiliza a una persona imaginaria y sobre situaciones imaginarias.


Ten en cuenta los intereses de cada niño

Recuerda que cada hijo tiene personalidades diferentes, sobre todo si estos tienen más de 3 años de diferencia, ya que sus necesidades, intereses y órdenes pueden no coincidir en ningún momento.


Pueden tener juguetes y dispositivos en común y pueden compartir, sin embargo es importante que cada niño sepa que, si no quiere compartir su cosa favorita, puede no hacerlo.

No conviertas a tu hijo mayor en el cuidador del menor

Recuerda que la crianza de los hijos es responsabilidad de los padres, por lo que tus hijos mayores no tienen la culpa de que sus padres hayan decidido tener varios hijos.


Si los pequeños tienen menos de 12 años de diferencia, esto además de ser malo para ellos, pues es peligroso dejar al mayor cuidando del menor por mucho tiempo.


Enséñales a trabajar en equipo

Pídeles y alentarlos a trabajar en equipo, puedes probar usando una alcancía común para depositar una moneda cada vez que los niños se traten bien, jueguen juntos y puedes sacar una moneda cada vez que se peleen. Cuando se llene la alcancía, ellos podrán decidir qué comprar con esos ahorros.

13 vistas0 comentarios

© 2020 ZECTOR51 . Creado por Caro Ramírez

Tel. Cabina 9995762063

  • Facebook
  • Twitter
  • YouTube
  • Instagram