Estamos en 

Logopresidionegro (2).png

Periódico

  • Zector 51

5 Técnicas para restaurar tu equilibrio interior tras el confinamiento


Debido al confinamiento derivado de la pandemia, es normal padecer sentimientos de incertidumbre, miedo, enojo, tristeza, así como altos niveles de estrés que desequilibran nuestra salud física, mental y espiritual.


Las estadísticas y estudios acerca de las repercusiones que este acontecimiento global, han confirmado una prevalencia de padecimiento mentales en el 14% de la población en general, de acuerdo a datos de la Asociación Nacional de Farmacias de México (Anafarmex).

Para mejorar esta situación y tener una mejor adaptación al confinamiento que prevalece en nuestro país, debido a la pandemia de COVID-19, hay técnicas que ayudan a restaurar tu equilibrio interior.


Entre las repercusiones que este acontecimiento global está causando en la salud de las personas, están los padecimientos físicos que derivan en el aumento de peso, alergias, bruxismo, migrañas o insomnio. Además, no se debe olvidar los padecimientos mentales como la ansiedad, que ya tenía un porcentaje de prevalencia del 5 al 7% de la población general antes de la pandemia.


Técnicas para restaurar tu equilibrio interior

Estas 5 técnicas a implementar para restaurar el equilibrio interior, ayudan a no perderte por las situaciones cotidianas a las que nos enfrentamos día a día y por el confinamiento que prevalece.


1. Control de la respiración: La manera en la que respiramos afecta todo nuestro cuerpo, aprender a respirar favorece la relajación. Existen diversas técnicas muy sencillas que ayudan a reducir la tensión y aliviar el estrés. Una de las más útiles es inhalar lentamente durante 5 segundos, aguantar el aire durante 2 segundos y exhalar durante 5 segundos.


2. Visualización de tu cuerpo: Consiste en imaginar un punto de luz que viaja por nuestro cuerpo, el cual detecta los músculos que están en tensión y los relaja por medio de energía sanadora. Esta técnica ayuda a localizar zonas que podemos aliviar con un suave masaje más tarde.


3. Aprender a fluir: Soltar el pasado, perdonarnos a nosotros mismos por los errores que hayamos podido cometer, y fluir, son claves para liberarnos del estrés mental y emocional y restaurar nuestro equilibrio interior. En el caso del estrés ocasionado por el encierro, fluir también es importante, ya que se recuerda que las circunstancias actuales son pasajeras y que lo importante es permanecer saludable y a salvo.


4. Estirarse y abrazar un árbol: Realizar caminatas en sitios permitidos, seguros, y al aire libre, es otra manera de restaurar la paz, al conectar y sanar nuestra energía con la naturaleza. Cambiar de ambiente, aunque sea por un breve momento, es bueno para mantener la estabilidad mental, liberar endorfinas y relajar el espíritu. Si es posible, abrazar un árbol es una forma excelente de armonizar la energía y de deshacernos de los bloqueos. También caminar descalzos sobre el pasto ayuda a eliminar energía negativa.


5. Aromaterapia: El uso de aceites esenciales como la lavanda, el limón o el tomillo es ideal para favorecer la relajación. Es muy fácil cargar un frasco pequeño de alguno de estos aceites o tener un difusor, ya sea en la oficina, la casa o el automóvil. Para potenciar su efecto, hay que cerrar los ojos, inhalar profundamente y sentir como nos llenamos de paz.


6. Equilibrio de los chakras: Consejo extra, mantener alineados los chakras, que son centros energéticos de nuestro cuerpo que ayudan a mantener el equilibrio en todo momento, pese a las dificultades externas.


“Son estos centros energéticos los responsables de hacernos sentir con poca o alta energía, así como malhumorados u optimistas, dependiendo de su nivel de apertura y equilibrio”, explica la terapeuta Panterita.


Estas técnicas son una manera fácil de empezar a mejorar y pueden ser el inicio que ayudará a obtener la paz interior que eliminará la ansiedad debido a la incertidumbre y a las circunstancias que se enfrentan día con día.


El equilibrio emocional es vital para un buen desarrollo, por lo que aprender a manejar nuestras emociones para que no afecten nuestra salud, es una de las tareas que todos debemos aprender.

55 vistas0 comentarios