Estamos en 

Logopresidionegro (2).png

Periódico

  • Zector 51

5 lugares del mundo donde jamás deberías nadar


En el mundo existen lugares hermosos, de aguas cristalinas, con paisajes maravillosos que prometen y te invitan a sumergirte sus aguas turquesas y te dejes llevar.


Pero muchos de ellos no más que una trampa mortal donde bien podrías perder tu vida. Hoy te invitamos a conocer cinco lugares donde jamás deberías nadar.

Playa Nazaré, Portugal

Portugal no es un lugar muy conocido para surfear, pero esta playa tiene una de las olas más peligrosas del mundo. Las olas tienen más de 20 metros de altura, tan altas como un edificio de 10 pisos.


Cuando se corrió la voz de esta zona, la playa se convirtió en una meca, visitada por surfistas de todo el mundo.


Para los locales, esto fue lo mejor, ya les alquilaban lugares para dormir y compraban comida, pero los aldeanos conocen bien el peligro de estas aguas.


Varios surfistas de renombre han sufrido heridas graves y fracturas por causa de la furia del Atlántico.


Agujero Azul, Dahab, Egipto

Es un profundo y oscuro abismo que para los buceadores de aguas profundas es como el monte Everest o el Kilimanjaro para los alpinistas. Generalmente se recomienda que los buzos no profundicen su inmersión a más de 40 metros.


Sin embargo, el Agujero Azul tiene 56 metros de profundidad. No hay vida animal en este lugar, solo agua cristalina y un abismo profundo tan hondo que la luz no puede penetrar. Tiene el sobrenombre de cementerio de buzos, ya que, en los últimos años, más de 150 personas han perdido la vida aquí.


Playa New Smyrna, Florida, Estados Unidos

Esta playa tiene fama mundial de ser la capital con mayor cantidad y variedad de peces, pero esta abundancia, no solo atrae a turistas sino también a huéspedes más siniestros como los tiburones punta negra. Se estima que aproximadamente uno de cada 25 ataques de tiburones en todo el mundo ocurre en esta playa.


Piscina del diablo, Zambia

Esta piscina es perfecta para todos los adictos a la adrenalina. Un viaje a Zambia no estaría completo sin detenerse en la icónica catarata Victoria, la más grande del mundo.

La piscina del diablo es una versión natural de una piscina infinita. Un suave rápido alimenta una pileta poco profunda donde el agua se acumula antes de caer hasta una profundidad de 91 metros. Esta piscina no es para los débiles de corazón, pues un movimiento en falso podría ser su final.

Ko Phi Phi Don, Tailandia

Esta playa es famosa por ser el escenario de la película de Leonardo DiCaprio llamada The Beach y parece el lugar perfecto para relajarse. Pero las aguas tropicales de esta zona son el hogar de una gran cantidad de serpientes marinas. Estas serpientes son de las venenosas del mundo.

163 visualizaciones0 comentarios