Estamos en 

Logopresidionegro (2).png

Periódico

  • Zector 51

5 factores para saber si un niño menor a 3 años tiene desfase en su lenguaje


El lenguaje, como una herramienta de la comunicación de todas las personas, es vital desde los primeros años. En este sentido, madres, padres y el resto del entorno de un infante pueden ayudar al sano desarrollo de las habilidades cognitivas de un niño o niña, todo con el fin de que se desenvuelva correctamente en cada etapa de su vida.


Pero, cuando esto no sucede de manera efectiva, sobre todo en el caso de un niño o niña entre 2 a 3 años, debemos poner atención para identificar si el infante no se está comunicando correctamente, todo con base en el sano desarrollo de su lenguaje.

¿Cómo puedo saber si mi niño de 2 a 3 años, está empezando a tener un desfase en el desarrollo de su lenguaje? Vamos a descubrirlo.


Pon atención al lenguaje de tu hijo

Una de las primeras situaciones que debe hacer toda madre o padre que tenga a su hijo cerca, es poner atención a la forma como está hablando. Este énfasis deberá darse entre los 2 y 3 años de edad del pequeño, momento en que ya suelen haber aprendido un vocabulario inicial básico para comunicarse.


Para esto, se recomienda qué podrían observar los padres para identificar si su niño está mostrando indicios de algún tipo de desfase de su lenguaje. Y, de ser así, si ello implicaría acercarse con un especialista para que haga una entrevista con el niño y los padres, esto derive en un diagnóstico y se defina si el pequeño requiere atención para mejorar su lenguaje y herramientas de comunicación.


5 Factores para hallar problema de lenguaje en tu niño

En este sentido, Elizabeth García, Especialista y terapeuta de habla en el Consultorio de Lenguaje y Aprendizaje (CLyA), explica que hay 5 factores que son importantes y ayudan a identificar si un niño necesita terapia de lenguaje.


Estos son:

  • NIÑO DE 2 A 3 AÑOS Y NO HABLE. En este sentido, la terapeuta explica que el primer punto es que el niño tenga entre 2 y medio a 3 años y no hable, además de que use su dedo para señalar y pedir algo que quiere que le acerquen.

  • NIÑO CON VOCABULARIO. En ese aspecto, se señala que el niño del mismo rango de edad mencionado, puede sí tener un vocabulario apto para su edad, pero que siga acompañando el mismo del uso de su dedo para señalar lo que desea, a pesar de que sí pueda decir palabras.

  • NIÑO MEZCLA PALABRAS CON SONIDOS. En este caso, el niño articula palabras pero suele mezclarlas con sonidos que no son palabras en sí, pero que el niño cree que le ayudan a comunicarse. En terapia, la especialista le llama "jerga" a estos sonidos y es cuando dentro de esos sonidos no se alcanza a apreciar una sílaba. Esto, por lo tanto, ya no es normal en un niño de 2 y medio a 3 años, así como en su sano desarrollo de lenguaje.

  • NIÑO SIN PALABRAS DEFINIDAS. Aquí, la terapeuta explica que el niño sí puede tener un vocabulario y sí estructura parte de su lenguaje, pero la mayoría de sus palabras no están bien definidas, no se alcanza a percibir bien qué está diciendo. Un punto clave es que llegue algún familiar que no convive con el niño, lo escuche o trate de comunicarse con él y al intentarlo pregunte a sus padres "¿Qué dijo?". Con esto, el padre o madre se convertirá en un traductor con el resto de las personas.

  • NIÑO QUE NO SIGUE INSTRUCCIONES. Este es el quinto factor para identificar si un niño pequeño requiere atención al desarrollo de su lenguaje. Aquí, el infante no sigue instrucciones; por ejemplo, si se le pide que traiga un vaso u otro objeto y no hace caso o, en su defecto, escucha la orden pero no la comprende del todo y trae otro objeto, puede ser una señal. Si le repites la instrucción y tienes que reducir el vocabulario o señalar lo que necesita que haga, quiere decir que el niño no comprende todo el lenguaje. Ese sería un factor a atender y que el niño no pueda producir más lenguaje puesto que si no comprende lo que sucede o está a su alrededor o escucha, difícilmente podrá fluir el lenguaje en él.

Si has notado alguno o varios de estos 5 factores explicados, puedes ser un indicio de que tu niño pequeño requiere atención para su lenguaje. En este sentido, puedes acudir con un especialista que realizará un entrevista con los padres y el niño, para hacer una valoración y diagnóstico de qué terapia requiere.


Para mayor información, puedes visitar las redes sociales de CLyA Lenguaje y Aprendizaje y conocer más sobre sus terapias con especialistas en Psicología y Comunicación Humana. Las terapias a disposición son: Terapia Física, Terapia psicológica, Terapia de aprendizaje, Terapia de audición, Terapia de habla y Terapia de lenguaje.

99 visualizaciones0 comentarios