• Zector 51

¡Bolsa de plástico, adiós! Bienvenida, bolsa de tela


El uso de la bolsa de plástico se prohíbe en la Ciudad de México a partir del 1 de enero de 2020. De ahora en adelante, los chilangos tendremos que buscar opciones para realizar nuestras compras. Al usar bolsas de tela para “hacer el mandado”, contribuiremos a desechar las polémicas “bolsas de un solo uso”.

Seguramente en tu casa cuentas ya con una bolsa de plástico del súper (o decenas de ellas) y otras más resistentes que te han dado en los almacenes, tiendas departamentales o con algún regalo.

Intenta darles el mayor uso posible, utilizándolas para recolectar la basura de tu casa y entregarla al camión recolector. Las bolsas de plástico grueso y con asas pueden servir para realizar tus compras en el mercado, si es que aún no cuentas con una bolsa de tela.

En prácticamente todos los supermercados venden bolsas de tela, cuyo precio fluctúa entre los 10 y los 15 pesos. Si eres súper organizado y tienes buena memoria, con una de ellas podrás adecuarte a la nueva dinámica que prohíbe las bolsas de plástico. Si no, aquí tenemos una pequeña guía para incorporar el uso de la bolsa de tela a tu vida cotidiana.

  1. Guarda una bolsa de tela en la guantera de tu auto, en la cajuela, en la mochila o tu bolsa de mano. Hay bolsas de tela ligera y resistente que al doblarse ocupan muy poco espacio y pueden transportarse, y estar cerca de ti, en todo momento y situación.

  2. Cuelga una bolsa cerca de la puerta de tu casa. Haz que la bolsa de tela se convierta en parte de tu rutina y sea de los últimos objetos que veas al salir de casa. De esta forma, cuando tengas que realizar compras, la tendrás a la mano para llevarla contigo.

  3. Define uno o dos días a la semana para escribir tu lista del súper o del mercado y deja la bolsa de tela junto con el listado para que los lleves contigo al salir.

  4. Pide a tus hijos que personalicen la bolsa de tela con dibujos o parches. Al contar con un motivo único, la tendrás más en mente y, si no, ellos se encargarán de recordar que la lleves contigo (¡Que valga la pena el esfuerzo!).

  5. Regala una bolsa de tela a tus familiares y amigos, y si la prestas… no esperes que te la regresen. El punto es difundir su uso entre tantas personas como sea posible para que se convierta en un hábito cotidiano.

Otra opción para deshacernos de la relación que tenemos con la de bolsa de plástico es retomar el uso ¡y la moda! de utilizar las bolsas del mercado con colores, diseños y motivos que durante décadas fueron la norma en muchos hogares mexicanos.


0 vistas

© 2020 ZECTOR51 . Creado por Caro Ramírez

Tel. Cabina 9995762063

  • Facebook
  • Twitter
  • YouTube
  • Instagram