• Zector 51

La lengua también detecta olores


Muchos animales prueban y huelen su entorno con la misma parte de su cuerpo, pero ¿podría ser igual para los humanos? Una nueva investigación sugiere que este podría ser el caso y que contamos con receptores olfativos en nuestras lenguas.

A diferencia de los humanos y otros mamíferos, no todos los animales tienen narices con receptores de olores, pero esto no significa que no tengan sentido del olfato. Por ejemplo, los cangrejos capturan los olores a través de las cerdas sensoriales en sus antenas, mientras que las serpientes, aunque tienen fosas nasales, en realidad huelen mejor a través de sus bocas, "pescando" los olores con sus lenguas bífidas. Sin embargo, el olfato y el gusto generalmente trabajan juntos para permitir que los animales se desenvuelvan por el mundo. Esto es algo obvio en los caracoles, por ejemplo, cuyos tentáculos inferiores les permiten oler y probar su ambiente.

El gusto y el olfato también funcionan como sentidos complementarios en los humanos. Las células olfativas de las fosas nasales y las gustativas de la lengua interactúan en el cerebro para crear una imagen completa de lo que, por ejemplo, una persona se está preparando para comer o beber.

Sin embargo, hasta ahora, los investigadores han tendido a creer que los sentidos del gusto y el olfato operan individualmente en humanos y otros mamíferos. Primero, un estudio que publicó Current Biology en 2018 encontró que cuando los científicos eliminaban la corteza del gusto de los cerebros de las ratas, esto afectaba no solo la capacidad de los animales para percibir el gusto sino también a su sentido del olfato. Esto llevó a un nuevo equipo de científicos a investigar si los mamíferos, incluidos los humanos, también podían oler con sus lenguas.


0 vistas

© 2020 ZECTOR51 . Creado por Caro Ramírez

Tel. Cabina 9995762063

  • Facebook
  • Twitter
  • YouTube
  • Instagram