Estamos en 

Logopresidionegro (2).png

Periódico

  • Zector 51

19 años sin Celia Cruz: "La Reina de la Salsa" destacó en sus inicios


El nombre de Celia Cruz, la cantante cubana más emblemática de música tropical, quedó grabado en los anales de la historia luego de un larga carrera de éxitos que la mantienen vigente en fiestas, reuniones y actividades cotidianas hasta el día de hoy.


Este 16 de julio se cumplen 19 años del fallecimiento de la cantante que, con su carisma, talento y extravagante estilo, colocó a la ritmos latinos en el ojo mundial, pero que perdió la vida tras sufrir una serie de problemas cancerígenos en sus últimos meses de vida.

Úrsula Hilaria Celia de la Caridad de la Santísima Trinidad Cruz Alfonso, como se llamaba en realidad, nació el 21 de octubre de 1925 en La Habana, Cuba, y falleció el 16 de julio en Nueva Jersey, Estados Unidos, dejando entre su legado canciones como “La vida es un carnaval”, “Quimbara” y “La negra tiene tumbao”.


Tras su fallecimiento, uno de los misterios más controvertidos fue el destino de su cuantiosa fortuna que ascendió al millón de dólares, de acuerdo con Celebrity Net Worth. El único conflicto que existía es que Celia Cruz no tuvo hijos que heredaran sus bienes y la rapiña por el dinero comenzaría poco después de su fallecimiento.


Celia Cruz: los inicios de una reina

Los éxitos de la cubana a través de los años tuvieron un inicio escabroso. Indiscutiblemente, Celia Cruz se convirtió en "La Reina de la Salsa", pero años antes su vida no tenía tantos lujos. Úrsula Trinidad fue la segunda hija de un fogonero de ferrocarriles llamado Simón Cruz y de Catalina Alfonso, un ama de casa que se encargó de la educación de la futura cantante y otros tres hermanos llamados Dolores, Gladys y Bárbaro.


Su madre era una buena cantante, lo que sembró en su hija un gusto por la música tan grande que la joven cubana decidió estudiar voz, piano y teoría en el Conservatorio Nacional de Música de La Habana. Con el tiempo, el talento de "La Reina de la Salsa" destacó entre las promesas de la música a finales de los años 40 y logró integrarse al grupo "Las Mulatas del Fuego".

El éxito llegó a cuenta gotas, pero se vió impulsado con más fuerza cuando formó parte de la emblemática "Sonora Matancera", un grupo crucial en la carrera de Celia Cruz, quien a la par se convertía en un ícono de la vida nocturna en Cuba.


Celia Cruz y la prohibición de regresar a sus orígenes

Durante su paso por la "Sonora Matancera", la cantante conoció al que sería su gran amor, Pedro Knight, trompetista de la banda que robó el corazón de la cubana y con quien viajó a Estados Unidos tras una temporada de trabajo en México. La decisión de viajar al "enemigo de Cuba" provocó que Fidel Castro, entonces presidente de la isla, le prohibiera regresar al país.


Por otro lado, de acuerdo con el Miami Herald, su paso por territorio estadounidense no fue mucho más amable, pues los norteamericanos la consideraban "una famosa cantante comunista y estrella del escenario" en unos documentos de inteligencia estadounidense publicados en 2004.

¿Por qué Celia Cruz es "La Reina de la Salsa"?

Pese a estas complicaciones, la cubana llegó a Nueva York, donde su talento fue más que aplaudido al unirse a la "Orquesta de Tito Puente", mientras los ritmos latinos evolucionaban. En aquel momento, no había dudas del talento de Celia Cruz, quien se ganaría su título de "La Reina de la Salsa" por ser la única mujer que se desenvolvía en la escena neoyorquina de los ritmos latinos.


De los conciertos pasó a las giras. En ninguna presentación faltaba el grito "¡Azúcar!", una alusión a la recolección de caña en Cuba, donde era la principal actividad durante el siglo XX.


El talento, carisma y perseverancia de la cantante la mantuvieron en lo alto de la música durante toda su carrera. Sus presentaciones estaban llenas de alegría, baile y energía que contagiaba a sus fanáticos, quienes el 16 de julio de 2003 recibieron la noticia de que "La Reina de la Salsa" había fallecido a los 78 años de edad.

186 visualizaciones0 comentarios