top of page

Estamos en 

Logopresidionegro (2).png

Periódico

  • Foto del escritorZector 51

15 años después, The Killers lo confiesa: es una banda chilanga


"Algo especial tiene la Ciudad de México...", Brandon Flowers se confesó este sábado ante 22,000 desaforados asistentes al Palacio de los Deportes. De entre las cientos de ciudades en las que se presentan, la capital mexicana es donde The Killers se siente mejor recibido, coreado, abrazado por una audiencia transgeneracional. Por eso decidieron grabar el "show" y convertirlo en una "noche para siempre".


La banda originaria de Las Vegas, Nevada, se presentó con gran éxito en el "Domo de Cobre", como parte de una intensa gira por México que incluye paradas en la Arena VFG de Guadalajara y el Festival Pal' Norte.

Y es que hace más de 15 años que los acordes de "All These Things That I've Done" hacen vibrar al público azteca y eso se constata fácilmente: lo mismo aplauden niños y adolescentes, que adultos entrados en canas.


"¿Cómo están, chilangos?", pregunta el vocalista que derrocha la misma energía en el escenario que en 2006, cuando se presentó en el mismo recinto con apenas dos discos de estudio. Y los otrora "defeños" responden con un grito unísono que presagia más de hora y media de rock.


"When You Were Young", "Jenny Was a Friend of Mine", "Smile Like You Mean It", "Spaceman", "Read my mind", "Mr. Brightside", los hits no faltan. Incluyen "Boy", su última propuesta con reminiscencias al mejor pop ochentero. La noche se ilumina con las luces de los celulares con baladas como "Dustland". Esta noche no hay baterista invitado del público, "For Reasons Unknown", queda para otra ocasión.


"Traje a mi hijo, porque es la música que escucha en casa y le encanta", cuenta Arturo, un fanático de The Killers que comenzó a escucharlos en la universidad. Hoy es un administrador de empresas, casado, cuya vida ha cambiando en muchos aspectos desde su primera cita con la banda, pero no su predilección. Arturo "chico" no sabe el nombre de las canciones, pero acepta que es fan, está emocionado de acudir a su primer concierto en compañía de papás. "Brandon es mi ídolo", atina a decir.


Julia está un poco renuente a charlar sobre su experiencia, pero al final acepta: "Me gustan desde hace mucho, los he visto dos veces más y si vinieran mañana, regresaría", cuenta la mujer de 57 años que corea todas y cada una de las canciones con la misma energía que el más joven en la zona general del palacio.


La noche transcurre y termina de forma apoteósica con un solo de batería de Ronnie Vannucci. The Killers ha sellado para siempre su romance con la CDMX, no hacen falta palabras, ellos y los fanáticos saben que no es la última vez.


"Bones", volvió a brillar por su ausencia pese a las súplicas, pero importa poco, los chilangos entienden que siempre habrá una próxima.

480 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page